Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Erase una vez un pequeño conde que dependía de los favores del gran rey. Este rey tenía el control de la red de la que dependía el conde para llegar a todos sus clientes. Las relaciones entre ambos era cordiales, el rey prometía seguridad y buen estado en estas redes de comunicación y el conde hacía un uso responsable de la misma. La tranquilidad y armonía se rompío un mediodía de otoño, cuando el sol aún alto comienza a declinar.

Esa tarde el conde comenzó a recibir las quejas de los usuarios que dependían de la red. Se lamentaban del deteriorado estado de las conexiones, las primeras lluvias y nevadas habían dañado las sendas y tardaban el doble en recorrer las distancias. Por supuesto esto perjudicaba al conde, que no lograba satisfacer la demanda de sus clientes.

El conde era consciente de su dependencia con respecto al rey. El canal era cosa de él, y tenía que lograr hacer suficiente presión para que tomará cartas en el asunto y planteará una solución. Reunido con sus consejeros se tomo una decisión, serían los mismos usuarios los que marcharían en protesta. Para ello el conde proporcionó a todos el teléfono para llegar al palacio y el permiso para dirigir sus protestas directamente al rey. De este modo el conde pensó que el rey ante las peticiones de tal cantidad de perjudicados, tomaría medidas drásticas.

[caption id="" align="alignleft" width="226" caption="Transferencia de datos entre el Conde y el Rey en Gigabits por segundo"]Transferencia de datos entre el Conde y el Rey[/caption]

En palacio, no podían creer que el conde hubiese osado a facilitar información confidencial, a la que en teoría sólo él tenía acceso. Empezaron a llegar quejas y más quejas de usuarios descontentos, que reclamaban una solución rápida. ¿ Adivinaís cómo termino este cuento? El rey solucionó el problema cuando pudo. Mientras los técnicos del rey fueron los que sufrieron la presión de los usuarios.

Y por supuesto el conde perdió a muchos de sus clientes además de recibir críticas por facilitar datos de terceras personas sin autorización.

Notas:

  • Los hechos acaecidos son en el conocido y hospitalario reino de España
  • El rey es el operador de telecomunicaciones dominante en dicho reino
  • El Conde es un proveedor de conectividad y hosting.
  • Todo ha ocurrido en los últimos días.
  • En Adslzone.net podéis encontrar los nombres y detalles técnicos que no he incluido en este post.

Tag(s) : avería, avería en conexión, Comunicación y medios, Efectos colaterales, técnicos enfadados