Curioso el efecto de realizar algunos clicks en redes sociales, de pronto y tras aceptar una inocente propuesta de confirmación de matrimonio por Facebook, te puedes ver sorprendido por numerosas felicitaciones de aquellos contactos que se alegran por la "buena noticia".

De golpe mis 7 años viviendo en pareja y más de un lustro con un anillo en la mano (que sólo llevo yo, mi pareja comenta temer perder su anillo mientras duerme y por eso lo suele llevar consigo pero a buen recaudo), se ha convertido en una relación seria y formal vía Facebook.

Todo a ocurrido tras el ingreso de mi pareja en Facebook, en su momento la aplicación le preguntó su estado civil y cómo se sentía amada en pareja y a todos los efectos cómo si estuviera casada, así lo indicó, momento en el cual Facebook le preguntó si su marido se encontraba online en dicha red social y claro indicó "Emilio Márquez". A mi me llegó una petición de confirmación de dicho estado pero hasta que no liberé muchas peticiones de otras aplicaciones, solicitudes de amistad, asistencia a eventos, no vi su petición. Y fue pulsar por mi parte con un click de ratón el "Si acepto" cuando ocurrió todo.

A partir de ese click, llegaron felicitaciones, por mi muro en Facebook, por mensajes privados, por mail, incluso recibí muchas felicitaciones vía telefónica de buenos amig@s que preguntaban por esa boda y por las fotos si las había. Pero la verdad es que no había boda real, ni banquete, ni fotos, había habido una boda 2.0 por Facebook y parecía que media Internet se había enterado por una suerte de efecto viral que no había forma de parar, pues hoy, muchos días después de lo ocurrido recibo felicitaciones por una boda física que ocurrió sólo en Facebook.

Desde este momento, el 6 de enero tiene un profundo significado en nuestra relación: es el día en el que nos casamos en Facebook a vista de los ojos de toda la red.   Lo curioso es que nunca celebramos un día concreto de aniversario, pues para mala cabeza de los dos, no nos acordamos de la fecha exacta, y siempre hemos celebrado nuestro "mes de aniversario",  Marzo, a nuestro modo, con diversos regalos inesperados a lo largo del mes para alegría cómplice de quién se siente amado.

De un golpe y con un solo confirmar, nos hemos ahorrado toda la parafernalia: traje, convite y luna de miel. Esto si que es una boda 2.0... ideal en estos tiempos de crisis y de apretarse el cinturón. Pero lo suyo es que en no mucho si que haya una boda en la vida real que confirme un amor compartido hace ya años. Una boda en la que contar con los buenos amig@s y compañer@s de viaje que han compartido con nosotros tantos momentos en esto de ser parte de un mundo online compartido entre toda la comunidad.

Aunque Angeles (aka kara) no esta muy conforme: me exige su viaje de novios, y me está torturando con paquetes vacacionales con destinos exóticos. Zanzibar, Bora Bora, un crucero por las islas griegas. A esta mujer no se le ocurre nada que me guste a mí, como un viaje a Silicon Valley o a Tokyo, tierra de manga y diminutos "chismes" tecnológicos...

[caption id="attachment_6001" align="alignnone" width="336" caption="Bora bora, imagen de la wikipedia"]Bora bora, imagen de la wikipedia[/caption]

Más en la red:

Actualización: Hay quién se divorcia directamente a través de Facebook.

Tag(s) : ...su vida personal y amigos, audiovisuales, comunicación, contacto, Efectos colaterales, facebook, felicitacion, matrimonio, Redes sociales, Usos y costumbres
Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog