Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Desde hace tiempo se viene hablando de lo tarde que los jóvenes abandonan el hogar familiar. Para los padres, a pesar de lamentarse, supone una gran satisfacción escuchar una y otra vez lo bien que se está en casa. Pero sin ánimos de destrozar ilusión, los motivos son mucho más complejos. La sensación de que a pesar de haber nacido en una época de bonanza económica las cosas no eran fáciles para las nuevas generaciones, ha quedado clara con el estallido de esta crisis financiera.

Hace unos años los mileuristas eran tema de conversación. Mientras todo subía de precio y la vida se encarecía sin alternativa, los sueldos de los jóvenes no se encontraban a la altura. Con el paso del tiempo las réplicas de los mileuristas han cesado, ya que hoy son much@s los que "aspiran" acercarse a esa cifra. Y desde hace un año, el que tiene un trabajo por poco que gane, es un privilegiado sin derecho a queja.

Con un panorama como este, hablar de la escasa disposición de los jóvenes para abandonar el hogar familiar es casi una tomadura de pelo. Con una precariedad laboral tan evidente, donde los jóvenes tienen todas las perder, comprometerse con gastos fijos es lo que parece una insensatez. Aquellos que se lanzan a la adquisición de una vivienda en propiedad aprovechando la "oportunidad" de las VPO, se dan de bruces con los bancos que no están dispuestos a arriesgar lo más mínimo concediendo hipotecas. Hay quien está dispuesto a alquilar, sin embargo tampoco los alquileres son una opción viable porque ante las ayudas prometidas por los políticos, ciertos arrendadores han subido sus precios en la misma cantidad prometida para la independencia de los jóvenes y pese a que los alquieres fuera de la ciudad hayan bajado, los alquileres en el centro urbano no han bajado y se mantienen a unos precios elevados que no son asumibles por los jóvenes que se quieran emancipar.

Como alternativa queda, o vivir en pareja en algún apartamento recóndito fuera de las urbes o compartir piso con varias personas desconocidas. De manera que el estilo de vida de los estudiantes acaba estirándose más allá de los deseable. En el último estudio del Observatorio Joven de la Vivienda en España, se calcula en un millón la cifra de jóvenes de entre 30 y 34 años que aún residen en el hogar familiar. Según el mismo informe la situación actual se encuentra muy alejada de aquella que existía hace veinte años. Entonces la compra de un piso podía suponer el 30% del salario neto de cualquier trabajador, mientras en la actualidad ronda el 80%. Con la llegada de esta crisis que tan dura está resultando para much@s, sólo cabe esperar que el mercado vuelva a equilibrarse y surjan nuevas oportunidades.

Más en la red:

Tag(s) : ...sus reflexiones, crisis, desempleo, emanciparse, Está pasando, generación, independizarse, jóvenes, mileurista, Preguntas y respuestas, trabajo, Usos y costumbres, vivienda, vpo