Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Hace algún tiempo que deseaba escribir acerca de uno de los lugares más encantadores de una de las ciudades más hermosas de España, Barcelona. Complicado elegir un rincón concreto de la ciudad de Gaudí, razón por la cual me quedo con la primera imagen que tengo de ella desde el cielo, justo antes de aterrizar en el aeropuerto del Prat. Fue hace años pero todavía cada vez que vuelvo en avión me viene a la cabeza aquella primera toma de contacto desde el cielo.

Barcelona es bella desde cualquier ángulo, no hay más que mirarla desde arriba para saber que lo que contiene es digno de ser valorado. El gran ingeniero y urbanista Ildelfonso Cerdá, fue el encargado de proyectar el Ensanche de Barcelona, proponiendo un concepto de ciudad implicado con el bienestar social. Amplias avenidas, con edificios no demasiado altos que permitan el paso de los rayos de sol, teniendo en cuenta la necesidad de preservar zonas de esparcimiento, son algunos de los aspectos que tuvo en cuenta a la hora de plantear el nuevo urbanismo de Barcelona.

El proyecto tuvo sus detractores, entre ellos la burguesía catalana que no deseaba mezclarse con la "plebe". En un principio el ayuntamiento de Barcelona decidió aprobar un diseño urbanístico más acorde con las exigencias burguesas, sin embargo el Gobierno central de Madrid impuso por Real Decreto el proyecto de Cerdá. Sin entrar en consideraciones que  nada tienen que ver con la belleza, Cerdá logró crear una ciudad ordenada, amplia, luminosa, saludable y hermosa.

Las bellas ciudades son todas aquellas por las que da gusto pasear, y Barcelona en ese sentido es única. Perderse por entre sus calles, sin prisa, para cuando menos te lo esperes encontrar un grupo de espontáneos bailando al sardana. O introducirte en el Mercat  de la Boquería para beber un rico y recién exprimido zumo de frutas. Escuchar alguno de los artistas callejeros que logran conmoverte con su explosión de vitalidad. Y por que no, asistir a un bello concierto de guitarra en el Palau de la Música.

Estas son sólo alguna de las cosas que me gusta hacer cuando estoy Barcelona. Una ciudad por la que siento verdadera admiración y a la que debía este cálido homenaje, por los buenos momentos que me ha brindado en tantas ocasiones.

Más en la red:

Tag(s) : ...su vida personal y amigos, ...sus reflexiones, ...sus viajes, arquitecto, barcelona, ciudad, Emilio y..., ensanche, gaudi, ildelfonso cerda, prat, urbanismo, Usos y costumbres