Seguir este blog
Administration Create my blog

Aquí, en Occidente, todos estamos al tanto de las ventajas que pueden brindar el acceso a Internet y la utilización de ordenadores. Sabemos que en la Sociedad de la Información, cualquier paso evolutivo es clave para garantizar el progreso, y que hoy por hoy, los ordenadores se han convertido en una herramienta más de nuestro día a día.

Sin embargo, esta creencia, aunque nos parezca lo contrario, queda lejos de millones de mentes que residen en el países del conocido como tercer mundo. Incluso no necesitamos viajar muy lejos para conocer que existen zonas deprimidas social y económicamente dentro de nuestra propia morada habitual.

Estar informado y conocer el mundo que nos rodea no es sólo sinónimo de conocimiento, sino que también actúa como garante de nuestra calidad de vida. Incrementar nuestros conocimientos vitales, desde el elemento más simple hasta la teoría más compleja, nos da acceso a uno de los aspectos más importantes de la vida: la capacidad de elección.

Es precisamente esta capacidad la que nos permite decidir qué queremos ser en la vida, la que configura cómo vamos actuar y en qué vamos a invertir nuestro tiempo. Cuando las opciones son nulas o limitadas, todo se resume a parámetros rutinarios y pobres. Poder elegir es conocer que existen opciones más allá de lo establecido.

Buen ejemplo de ello son los resultados del Plan Ceibal, una propuesta realizada en Uruguay para extender la Sociedad de la Información en las escuelas de todo el país. Más de 6.000 niños, niñas y profesores ya poseen sus portátiles adaptados con los que acceder a nuevas formas de aprendizaje y de recepción de información.

Desde el inicio del plan y de acuerdo con la encuesta realizada para valorar su impacto, los jóvenes que gozan de ordenador están cambiando sus hábitos de ocio: las horas de visionado de televisión se han reducido en favor de la conexión con la información. Aunque jugar con el ordenador sigue siendo la actividad predominante, otras actividades hasta ahora imposibles como grabar vídeos, sacar fotografías, escribir o dibujar están creciendo.

Iniciativas como el OLPC, equipo de bajo coste dirigido a acercar la información y el conocimiento a países del tercer mundo, ayudan a conseguir que niños y niñas de todo el mundo adquieran capacidad crítica y aumenten sus opciones a la hora de tomar decisiones.

Más allá de la donación, debemos estar al tanto de sus implicaciones. Y es que saber que aquel chico que reciba un ordenador y que se habitúe a su utilización alcanzará precisamente esa capacidad de decisión. Éste es el logro definitivo que deben pretender todas estas iniciativas más allá de la materialidad del equipo informático o de la conexión a Internet.

Más en la red.

Tag(s) : ...sus reflexiones, ayudas, Efectos colaterales, Emilio y..., Información, olpc, ordenadores, sociedad de la información, tercer mundo