Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Antaño, cuando Internet todavía no existía o apenas era un paquete de bits con fines militares, los inmigrantes que entraban en un nuevo país en busca de trabajo  y un mejor estado de vida solo podían establecer contacto con los suyos a través del correo postal y la telefonía (en algún momento se produjo una explosión de la moda de los locutorios telefónicos). Ahora, la red de redes ha sustituido al giro postal y a las conferencias mejorando el contacto con aquellas personas que tenemos fuera de nuestro país de residencia.

¿Quién le diría a muchos de nuestros abuelos que en 2010 seríamos capaces de conversar con personas a miles de kilómetros de distancia  en tiempo real, con el mínimo retraso, y a coste mínimo o incluso de forma gratuita? Posiblemente alguno nos tildaría de ser adolescentes con una gran imaginación, pero la realidad nos acompaña: los inmigrantes suponen un importante porcentaje de la población de España, que es el noveno país mundial en cifras de recepción de inmigrantes.

Por esta razón, las nuevas tecnologías están ayudando a la integración de los extranjeros que llegan a España en busca de trabajo y una mejor situación personal. En nuestro país, el porcentaje más alto de inmigrantes proviene de países como Ecuador, Colombia, Argentina o México, dada la proximidad lingüística y cultural entre países. Estos se nutren del acceso a la red para obtener información sobre sus países de origen y contactar con los suyos.

Por un lado, está proliferando la creación de medios especializados en nacionalidades diversas, con ediciones tanto impresas como online, que ofrecen a los inmigrantes una útil perspectiva informativa sobre lo que sucede en sus países de origen aquí en España. El público objetivo de estas publicaciones es creciente en comunidades como Madrid y Barcelona, por lo que son precisamente estas ciudades las que mayor interés presentan a la hora de potenciar estos medios con un target tan específico.

Además de los medios de comunicación tradicionales, la Web 2.0 actúa como resorte comunicativo para la comunidad de inmigrantes. Las redes sociales son el emplazamiento perfecto para mantener el contacto directo con los familiares en el extranjero: rápidas, gratuitas y accesibles. Aunque el acceso a Internet no está extendido en las casas de inmigrantes, los locutorios realizan una conveniente labor en este terreno. No obstante, las condiciones de privacidad de alguno de estos establecimientos dejan que desear.

Con todo, Internet también tendrá algunos aspectos negativos para la inmigración. Como señala Adela Ros, directora adjunta del Internet Interdisciplinary Institute de la Universitat Oberta de Catalunya, que se generen guetos informativos en torno a portales web específicos para inmigrantes mermaría la posible integración social de los mismos. Por tanto, hay que favorecer la creación de espacios propios para los inmigrantes, pero evitar a toda costa que se sientan desplazados de la comunidad.

En cualquier caso, creo que los efectos que tiene Internet sobre la población inmigrante y las opciones de comunicación que brinda están siempre por encima de cualquier valoración negativa. Nada puede sustituir la cercanía y la cordialidad que brindan los encuentros personales, pero sí el desconcierto que aporta no saber nada sobre nuestros seres queridos, algo que con el Internet del 2010 es perfectamente posible y siempre a muy bajo coste.

Más en la red.

Tag(s) : america, comunicación, españa, extranjero, inmigrante, inmigrantes, internet, locutorios, Redes sociales, web