Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Cada vez son más los fabricantes de teléfonos móviles que ven en las redes sociales un nuevo argumento comercial para incrementar sus ventas. Los heavy users y nativos digitales, siempre hiperconectados a la red, acceden a estas plataformas con asiduidad y están dispuestos a utilizar cada vez más estos servicios. Se podría decir que estamos absortos por las redes sociales, por lo que la compatibilidad de un teléfono con estas plataformas se ha convertido en una clave más para su compra.

Compañías como Nokia, Samsung, LG o Sony Ericsson apuestan por integrar en sus teléfonos móviles programas que permiten la conexión con nuestros perfiles en redes sociales como Facebook, Tuenti o Twitter, y que nos ayudan a estar al tanto de las últimas novedades de nuestros seres queridos. Ahora ya no venden teléfonos móviles para estar en contacto con otras personas por la vía tradicional, sino máquinas multimedia con conectividad a Internet.

A más móviles compatibles con redes sociales, más usuarios que contratan tarifas planas de navegación para acceder a Internet desde sus teléfonos. Así, las proveedoras de conexión se están centrando esta campaña en ofrecer tarifas planas de datos más accesibles. Contar con Internet en el móvil es una ventaja para muchos que están dispuestos a mermar un poco más el tamaño de su caja de ahorros a final de mes.

Es curioso que la telefonía móvil comenzara cubriendo una necesidad aparentemente clave para el ser humano: estar comunicado donde quiera y cuando quiera para, posteriormente, derivar en extras como la reproducción de música MP3 o la introducción de radio FM. Pensándolo fríamente, estas necesidades ya estaban cubiertas por otros gadgets. Aquí la integración hizo su trabajo de la mejor manera que sabe.

Poco después llegó la cámara de fotos y de vídeo y ahora la conectividad con Internet. Son aparentes necesidades que, en mi opinión, parten más de las armas del marketing y la publicidad que de otra cosa. Tarifas planas aparte, no son precisamente pocas las personas que en su quehacer cotidiano y lejos del trabajo deciden contratar servicios de acceso a la red a través de sus teléfonos móviles. Que un móvil tenga acceso a Internet es un punto a favor de la venta. ¿Qué necesidad vendrá después? Quizás la realidad aumentada. Hagan sus apuestas.

Tag(s) : Actualidad y medios, compañías, marketing, móviles, mercado, necesidades, Redes sociales, telefonos, terminales