Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Es habitual leer en publicaciones digitales especializadas en temas de marketing online, identidad corporativa, etc. artículos sobre las razones que deben llevarnos a tener un blog personal, cuando hay algo interesante que compartir yo lo recomiendo encarecidamente, pero creo que es necesario un artículo con un enfoque más crítico que podría titularse "Razones para NO tener un blog personal".

De ahí que hoy me anime a escribir sobre las que, en mi opinión, son las peores cosas que podemos hacer por nuestro branding personal cuando tenemos un blog en Internet.

  1. La primera cuestión es que las bitácoras personales, salvo casos muy contados y especiales (famosetes del ámbito rosa o digital, profesionales muy destacados, periodistas enviados especiales, etc.) nunca deben crearse con el objetivo de obtener cientos de miles de visitas. Una bitácora es nuestro escaparate al mundo profesional donde compartimos conocimientos y expresamos opiniones personales, no una publicación que ganará dinero (hay que desengañarse, no te harás rico escribiendo una bitácora).
  2. Esto me lleva a no olvidarme que en Internet nada se olvida y todo queda grabado para siempre, que en ocasiones puede perjudicar radicalmente nuestra identidad digital. Nuestro blog servirá para posicionar nuestro nombre, relacionar con ciertas actividades profesionales y personales y dar a los buscadores pistas sobre nuestra persona. Esto es un punto a favor, pero también un elemento problemático si lo que decimos en la bitácora o redes sociales son cuestiones de poco interés en nuestro devenir profesional.
  3. Si tienes un blog personal sin actualizar desde hace muchos meses, piensa que o te lo tomas más en serio o mejor cerrar.
  4. Si esgrimes opiniones poco respetuosas hacia los demás (por su contenido o por el mero hecho de que escribes cometiendo faltas de ortografía, con léxico descuidado, etc.), mejor ciérralo si todavía estás a tiempo (aparte de instalarte un corrector ortográfico en el navegador web). No es nada positivo para tu posicionamiento y SEO profesional que se relacione tu nombre con contenidos poco apropiados. Ten en cuenta que la sensación que dé tu blog podrá ser interpretada como tu forma de trabajar.
  5. No estar al día en la Web 2.0 o lo que es lo mismo, no contestar comentarios e interactuar con los usuarios, es razón más que suficiente para echar el cierre a una bitácora. La dejadez en los contenidos también afecta a las interacciones con los usuarios y da una sensación negativa sobre tus intenciones como blogger. Si tienes un blog al que no puedes responder los comentarios que van llegando, deshazte de él.
  6. Y las redes sociales no podían faltar en este repaso. Si enlazas tu blog personal / profesional con servicios como Facebook y ahora no cuidas lo que dices allí, mal asunto. No serás ni la primera ni la última persona que se destroza su branding personal por tener un perfil de redes sociales completamente personal (estás en todo el derecho, ojo) abierto al público, sin configurar la privacidad. Las fotos, lo que dices, tus comentarios y otros contenidos estarán al alcance de otros para generar una visión sobre ti.
Todo este entramado de elementos que influyen en la marca personal (SEO, redes sociales, lo que decimos y publicamos, etc.) pueden colocarnos en una posición privilegiada dentro de nuestra posición (buena identidad online es igual a más oportunidades de empleo) o enviarnos a la categoría de profesionales "poco minuciosos" porque "esta persona tiene un blog y no lo actualiza desde hace años". Hazme caso, si tienes un blog personal y cumples alguno de los 6 puntos aquí narrados, una solución óptima puede ser el cierre de tu bitácora.
Tag(s) : ...su blog, ...sus reflexiones, Actualidad y medios, blog personal, Blogosfera, branding personal, Comunicación y medios, marca personal, online, recomendaciones profesionales, Redes sociales, reputacion, seo personal