Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Cuando existe un problema en el que intervienen varias personas, suele ocurrir que las distintas versiones de lo ocurrido no concuerdan entre si. Las palabras se las lleva el viento.

Si no dejamos por escrito los distintos procesos en nuestros quehaceres profesionales nos podemos encontrar que se nos achaque una responsabilidad que no nos corresponde.

Como buena práctica me gusta tras toda reunión y negociación el dedicar unos minutos para dejar por escrito los principales puntos tratados.

El dejar por escrito las cosas también nos servirá para ordenar nuestras ideas y para no dejar a la memoria un determinado hecho pasado un tiempo.

Esto es también aplicable a nuestros aspectos personales con el dicho: "Si no te quejas por escrito, no te quejes".

Dejando por escrito quien es responsable de llevar a cabo una tarea nos permite asumir que los hechos tienen responsabilidades y que es mejor hacer bien las cosas.

Nota: Se me ha infiltrado en el vídeo sin querer un gato :-)

Tag(s) : consejo, negociación, responsabilidades, emprendedor, ordenación de ideas