Emilio Márquez

Emprender es un poco más sencillo con estas ‘apps’

25 Febrero 2019 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #aplicaciones, #emprendedores

Emprender es un poco más sencillo con estas ‘apps’

Emprender es un poco más sencillo con estas ‘apps’

No nos engañemos: emprender es complicado. Se trata de una decisión que no se toma a la ligera, más cuando vienes de un puesto de trabajo sólido. Puedes emprender por necesidades personales, como no contar con empleo, o por objetivos profesionales, como querer apostar por esa idea con la que sueñas. Sigas el camino que sigas, no va a ser una tarea sencilla en ninguno de los casos. 

¿Cuáles son las razones? Varias; desde la necesidad de encontrar financiación en este complicado mercado tan agresivo hasta el camino que debes seguir para que tu idea pase de ser un concepto a un producto funcional. Además, hay que conseguir ser competitivos en el mercado en un plazo razonable de tiempo para demostrar que nuestro modelo de negocio es válido y promover el crecimiento. 

Ante este panorama, y con una idea en la cabeza que queremos perpetrar, lo primero es organizar nuestra cabeza de emprendedores y amueblarla con la respuesta a una pregunta básica: ¿Dónde queremos llegar con el proyecto? La respuesta debe ser tanto sincera con nosotros mismos como consecuente con nuestro entorno. Las previsiones de crecimiento y desarrollo siempre tienen que ser realistas.

Para dar estos primeros pasos, es recomendable trabajar con ideas claras y concisas. Una forma de hacerlo es con Simple Mind, aplicación que nos ayudará a hacer esquemas y mapas en los que plasmar nuestra idea, o ideas, para ir acercándonos más a lo que queremos. También nos aconsejará sobre los nombres que encajan más con nuestra empresa y comprobará por nosotros si este nombre tiene un dominio web disponible para que así podamos crear nuestra web. Ahorro de trabajo considerable. 

Realizado este paso inicial que implica la estructuración de nuestro proyecto en su faceta más primitiva, comenzamos a trabajar en el concepto. Nuestra idea irá ganando fuelle y consiguiendo ser algo factible. A partir de aquí, y con un primer prototipo mental, llega la hora de ejecutarlo y desarrollarlo, para lo que necesitaremos financiación. De la envergadura de nuestro proyecto dependerá el capital que necesitemos. 

No todas las empresas necesitan del mismo capital, algunas, en especial las digitales que no necesitan un alquiler de local, pueden necesitan un capital muy pequeño. La ausencia de capital inicial puede llevarnos a buscar formas de financiación alternativas como una app para invertir en CFDs, para conseguir operaciones con contratos por diferencia a través de brókeres que pueden darnos el dinero que necesitamos siempre y cuando estemos atentos al mercado financiero y sus instrumentos.

Con la dedicación suficiente y apoyados en aplicaciones como Rotatorsurveys, que nos ayudará a analizar el mercado frente al que se va a encontrar nuestra empresa mediante encuestas de forma rápida y muy sencilla para pulsar opiniones y hacer tests de proyectos, podremos comenzar a tantear con nuestro público objetivo para medir el impacto real que puede tener nuestro producto. Este testeo es indispensable para afinar tanto el producto como su modelo de negocio y conseguir el mayor impacto. 

Por último, otra aplicación que encuentro realmente útil para medir las finanzas empresariales es Mint, pues nos monitorizará las actividades financieras y clasificará las partidas presupuestarias. Además, esta app nos ofrece total seguridad al contar con un sistema de encriptación. Esta app cuenta con una interesante ofrece versión gratuita para comenzar a usarla antes de dar el salto a la versión premium. 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post