Emilio Márquez

3 consejos al enviar email a tu comunidad

20 Agosto 2019 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #email marketing, #newsletter

Redes sociales, páginas webs, apps de mensajería y un largo etcétera de servicios tecnológicos están a nuestro alcance en el día a día. La gran mayoría de ellos permite comunicarse con otras personas, ya sea de manera directa o indirecta. Sin embargo, hay un campo que nunca cesa en su uso: el de los correos electrónicos.

Han pasado décadas desde que se enviara el primer mail de la historia, y cuando parecía que esta forma de comunicación iba a quedar obsoleta por la irrupción de otros servicios, la realidad es que sigue más fuerte que nunca. Para cualquier empresa –grande, mediana o pequeña, da igual-, la comunicación a través del envío masivo de mail es fundamental. No sólo permite tener conectado a cualquier cliente o consumidor, sino que sirve a esas personas para poseer más información sobre el devenir de la empresa.

Para que enviar correos masivos no se convierta en una tarea ociosa y, sobre todo, perjudicial para tu marca, aquí van tres pequeños consejos que debes seguir.

Sólo lo importante

El error que muchas marcas cometen es que envían correos masivos de manera continua y prolongada. Y esto es demencial. El mail marketing se debe usar con sentido, con cabeza y con mucho estudio previo. Enviando correos electrónicos casi semanales a todos los contactos de nuestra base de datos sólo conseguiremos una cosa: que esa persona se canse de nosotros. 

Cuando esto último sucede, el usuario, por lo general, se suele desuscribir de la newsletter; o incluso peor, meter esa dirección en el correo de SPAM para que no le vuelva a molestar (y con esto estaríamos perdiendo a un cliente para siempre). Por tanto, mide cada mail que envíes a tus contactos. Nadie regala tiempo, por eso este es oro.

No abandones y sigue una estrategia

Muchas personas dedicadas a la comunicación y al marketing consideran que el mailing masivo ya no es efectivo. Esto es falso. Continúa siendo un método excelente para conectar con otras personas, pero el problema radica en que se carece de una metodología previa al envío (y por tanto se erra).

Es importante trazar buenas estrategias a nivel de marketing para aprovechar las bondades del mail masivo. No sólo se trata de aportar lo importante, tal como decíamos en el punto anterior, sino también de cuándo hacerlo, cómo ejecutarlo y a quién facilitárselo. Por ejemplo, comunicar en verano es una mala decisión por el periodo vacacional, mientras que las mejoras horas para enviar correos son las nueve de la mañana. Todo eso es estrategia.

Menos diseño, más concisión

El último consejo no sólo te vale para enviar correos masivos, sino la vida en general: apuesta más por la concisión y menos por el diseño. No se trata de que el mail sea feo y poco estético, sino más bien que se haga especial hincapié en la redacción antes que en cualquier otra cosa.

La gente tiene poco tiempo, como decíamos antes, de ahí que lo importante sea contar todo lo interesante. No hay que dar rodeos innecesarios. Sé breve. El lector te lo va a agradecer y confiará en tus mails.

Vídeo relacionado: Campañas de eMail Marketing con MailRelay

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post