Emilio Márquez

Ultimos Posts

Tu web, un escaparate de tu trabajo

16 Diciembre 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #emilio marquez, #Comunicación y medios

Buscar un nombre en Internet es tan sencillo como teclear un par de palabras en segundos en Google o Facebook. Los resultados llegan de forma inminente, y en menos de un minuto tenemos una panorámica sobre la persona que está detrás de una combinación de letras. Esa panorámica puede llevarnos ayudará a generar una sensación previa.

Lo hacemos para informarnos sobre un posible socio profesional, para comprobar trabajos previos o simplemente por cotilleo (a fin de cuentas, los humanos somos curiosos), y el resultado que devuelve el buscador es un elemento más a la hora de configurar nuestra reacción, por lo que debemos ser capaces de saber cómo nos "vendemos" en Internet.

Nuestra reputación digital es en gran medida una tarea más de nuestro día a día profesional. Lo que decimos en redes sociales, foros y comunidades identificándonos nos define a lo largo y ancho de Internet. Nosotros mismos somos los autores de nuestras palabras y de cómo éstas quedan reflejadas en el escaparate online.

Siempre digo que nuestra identidad digital está formada por muchas aristas, incluyéndose en éstas las redes sociales (tanto profesionales como horizontales tipo Facebook y Twitter), pero también entra en cuenta un factor que está en todo momento en nuestras manos, nuestra propia página web.

Muchas profesionales pueden beneficiarse de tener una web personal que actúe como portfolio temático para recopilar nuestros trabajos y exponerlos al mundo. La gran ventaja es que el contenido que aquí se publica está cien por cien controlado por su creador, por lo que puede destacar por encima de la competencia al ser diferente, original y mucho más atractivo.

Toda web personal debe estar formada a su vez por varios contenidos claves. Lo primero, que tenga información sobre nuestra labor profesional de manera clara y actualizada; lo segundo, que se actualice con contenidos periódicamente. Mantener un blog centrado en la temática de nuestro sector profesional es el camino que más recomiendo para quienes desean perfilar su identidad en la red.

El tercer punto es conectar nuestra web con todas las redes sociales en las que tengamos presencia. Nuestros visitantes pueden acceder a nuestro site y acabar encontrando útiles nuestros perfiles sociales, convirtiéndose en seguidores de nuestro trabajo. Esta sinergia entre la web y los canales de social media es fundamental en los tiempos actuales.

La dirección en la que alojamos nuestra web debe ser representativa de nuestra actividad profesional. Una opción, como es mi caso, es comprar un dominio que contenga tu nombre. No es cien por cien obligatorio, pero sí que ayuda de cara a conseguir posicionamiento en buscadores. Pero desde luego lo importante es utilizar este entorno para demostrar lo que sabemos hacer.

Tu web, un escaparate de tu trabajo

Tu web, un escaparate de tu trabajo

Leer más

Los pasos para atraer la atención del inversor

6 Diciembre 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #emprendedores

Cuando eres un emprendedor con un proyecto en sus primeras fases de concepción, sabes la importancia que tiene atraer a los inversores a corto-medio plazo. Es necesario llamar la atención de estos profesionales, pues con su apoyo económico el proyecto gana empaque y es capaz de alcanzar nuevas cotas.

El crecimiento de un proyecto viene por muchos frentes, y los inversores son sin duda uno de los más importantes. Además, contar con inversores no solo ayuda a mantener una proyección económica para el proyecto, sino también concede al proyecto una confianza adicional de cara a su sector.

Conseguir que un inversor preste atención a tu proyecto no es garante de éxito. No hay pocos proyectos que han perecido a pesar de contar con el soporte económico de varios business angels. Sin embargo, tener presencia en este sector de la inversión es necesario para aspirar al éxito empresarial.

Muchos emprendedores se preguntan sobre las estrategias que deben seguir para conseguir inversión para su proyecto. Aquí mis recomendaciones:

1. Presenta un plan de negocio claro y directo. Es fundamental que tu plan de negocio ponga sobre la mesa varias ideas claras, a poder ser pocas, y que demuestra que detrás de tu idea existe una planificación estructurada, con objetivos y plazos a cumplir en el tiempo. El calendario ayuda mucho.

2. Sintetiza. El inversor, por lo general, es una persona muy ocupada y con una agenda en la que se incluyen proyectos candidatos a captar inversión a diario. Cuéntale las claves de tu proyecto en pocos minutos, utiliza elementos claves para llamar su atención. En definitiva, no le hagas sentir que pierde el tiempo.

3. Sé sincero. Conoce tus capacidades y las de tus socios. Procura que tu ambición no esté por encima de tus posibilidades. Es tan sencillo como tener un plan de negocio que demuestre una ambición realista. Disposición a crecer, sí, y mucha además, pero con conocimiento de causa siempre.

4. Demuestra que tienes un Plan B. ¿Qué pasa si un punto concreto de tu plan de negocio falla? Hacerte esta pregunta antes de acudir a buscar inversión evitará que un inversor no entre en tu proyecto cuando no la puedas responder. Así de fácil. Anticípate a tu primera crisis.

5. No te cierres a tocar otras opciones. Y sé capaz de advertir de ello a los inversores. Vivimos en una época en la que los modelos de financiación están cambiando. El crowdfunding es una posibilidad para determinados proyectos. Si te encaja, deja la opción sobre la mesa.

6. Reduce todo lo que puedas. Casi que se puede definir como un bonus track en esta época de crisis. Ajusta los presupuestos al máximo para que cada partida esté cien por cien justificada. Que el inversor tenga en todo momento claro hacia dónde va su dinero. Genera un plus de confianza muy beneficioso.

Perfiles sociales y contacto en:

Los pasos para atraer la atención del inversor

Los pasos para atraer la atención del inversor

Leer más

Las etiquetas de Gmail

2 Diciembre 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #consejos

Quiero hablaros de un elemento muy útil en Gmail. Me refiero a las etiquetas para clasificar los correos.

La funcionalidad de las etiquetas está clara. Organizar los mensajes que recibimos de una manera automatizada. Son como carpetas que almacenan de forma automática lo que recibimos cada día.

Las etiquetas son el equivalente a contar con varias bandejas de entrada en una sola. Cuando cuentas con varias redirecciones enfocadas a un mismo Gmail, este sistema crea mirobandejas de entrada independientes que son muy útiles a la hora de organizar el mail cuando recibimos correos desde diferentes frentes.

Además, cada vez somos más los que usamos Gmail como correo para nuestro día a día profesional asociándolo a cuentas corporativas. Con las etiquetas podemos organizar de forma automática los mensajes que entren en estas cuentas. Así conseguimos una visión rápida y ordenada de lo que recibimos a diario.

Pero este sistema no solo sirve para clasificar mails recibidos a un dominio determinado, sino también correos recibidos desde un dominio concreto. Así podemos mantener ordenada la bandeja por remitentes relacionados con un punto concreto de nuestra actividad profesional.

A las clasificaciones por dominio y por remitente también podemos añadir clasificaciones temáticas en función del contenido del correo. Uno de los criterios que se pueden seguir es si tiene adjuntos (tipo de archivos, tamaño, etc.).

Otro punto interesante de las etiquetas es que también son útiles a la hora de mantener cuidada la cuenta de Gmail. Una manera de no quedarte sin espacio es crear una etiqueta para los correos con adjuntos de gran tamaño para poder borrarlos en poco tiempo.

Tenemos otros añadidos como las pestañas, que son capaces de clasificar automáticamente las comunicaciones que llegan desde redes sociales y las que son de carácter comercial. Os recomiendo emplear un par de horas a reorganizar vuestro Gmail. Ganaréis tiempo y optimizaréis el trabajo.

Perfiles sociales y contacto en:

Las etiquetas de Gmail

Las etiquetas de Gmail

Leer más

La importancia de asumir riesgos como emprendedor

26 Noviembre 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #emprendedor

En esto de emprender solo se crece si estamos constantemente probando cosas nuevas y para ello se debe tener la valentía suficiente a la hora de asumir riesgos. Quien no arriesga, quien no apuesta por lo nuevo, se queda atrás con su proyecto y corre el riesgo de perder fuelle, de ser adelantado por la competencia.

Estar siempre un paso por delante de los competidores no es sencillo, pero para conseguirlo debemos saber arriesgar, hacer aquello que no está al alcance de otros. Todo emprendedor debe tener lo que yo llamo un espíritu preparado para enfrentarse a paredes aparentemente infranqueables.

Para ser capaz de arriesgar sin exponer demasiado el proyecto, se deben tener en cuenta diferentes factores. Mi primera recomendación es toda acción que se realice vinculada a un proyecto con cierto riesgo se lleve a cabo con una planificación real por detrás. Organizar lo es todo.

Los impulsos ayudan a veces a conseguir éxitos, pero también sirven para lograr nefastos fracasos. Incluso cuando una intuición nos lleva por un derrotero inexplorado, debemos pararnos unos segundos a pensar cómo podemos ejecutar la idea para maximizar su posible buen funcionamiento.

Además de planificar, otro punto que debemos estudiar es la velocidad de reacción que tendrá la competencia para adaptarse a nuestro último invento. Estamos en un sector extremadamente competitivo donde las "adaptaciones" (o copias, todo sea dicho) son un común denominador en el entorno competitivo.

Debemos asegurarnos de que nuestro concepto cuenta con un elemento único que lo diferencie del resto y lo coloque claramente por encima. En ocasiones, este elemento diferenciador puede ser simplemente una mejor atención al cliente. un servicio mucho más personalizado para todos los implicados.

Eso sí, antes de asumir cualquier riesgo es necesario trazar un plan de escape por si se produce la situación que nadie desea: el fracaso del proyecto. La situación se puede combatir siendo previsores y planteando un escenario en el que las cosas no hayan salido como estaban previstas. Saber tolerar un fracaso salva proyectos.

La labor de todo emprendedor es no quedarse quieto en ninguna circunstancia, detectar siempre nuevas oportunidades y cazarlas al vuelo para aplicarlas sobre su proyecto. En este ámbito es donde entra el riesgo, que debe ser más un amigo que un enemigo, y donde el sentido común tiene que funcionar como la norma básica de actuación.

La importancia de asumir riesgos como emprendedor

La importancia de asumir riesgos como emprendedor

Leer más

La virtud de la organización

21 Noviembre 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #recomendaciones profesionales

Emprender no es un camino sencillo. Si algo he aprendido a lo largo de mi carrera profesional como emprendedor es que apostar por un negocio propio trae bastantes quebraderos de cabeza. También tiene sus ventajas, todo sea dicho. Emprendiendo se aprende mucho, especialmente cuando tu filosofía es aprovechar los errores como manera de aprendizaje.

Se puede decir por mi experiencia que todo aquel que emprende debe estar dispuesto a fracasar, a perder partidos. Perder no es el problema, sí lo es no saber levantarse. En ocasiones, poder reponerse de los errores es más un estado mental que otra cosa. Si asumes esto en tu filosofía de trabajo, reducirás las dificultades a las que te enfrentarás en tu día a día profesional.

Cuando damos los primeros pasos todos cometemos errores. Es necesario hacerlo para crecer como profesionales. El emprendedor va subiendo de nivel poco a poco y gana nuevas habilidades que le son útiles en su trayectoria. Una de ellas es, sin duda, la virtud de la organización. Debemos tener siempre una perspectiva de nuestro negocio para analizar la situación de forma crítica.

Uno de los principales problemas a los que nos vamos a enfrentar cuando apostemos por nuestro negocio es a la toma de decisiones. Lo primero que debemos asumir es que tenemos el derecho y la capacidad de meter la pata. El error va a llegar y no debe suponernos vergüenza. En su lugar debemos tomarlo como una ventaja con la que aprender a ser mejores profesionales.

Cuando la organización lo es todo a la hora de tomar decisiones, estamos en la obligación de tener cuanta más información sobre nuestro negocio mejor. Y no solo a tenerla, sino a contar con ella de manera accesible. La toma de decisiones requiere saber los números del negocio, la planificación a corto, medio y largo plazo, las tendencias del mercado, etc. Necesitamos esa panorámica.

Con esa visión panorámica de nuestro negocio no vamos a nacer jamás. Necesitamos tener experiencia para lograrla y plasmarla en nuestra cabeza de forma eficiente. Es por ello que la experiencia personal me dice que no se debe dejar nada ni a la aleatoriedad ni al “ya veremos”. Todo debe estar medido al milímetro para que nuestras decisiones sean eficientes.

En este sentido, contar con una herramienta como Sage 50c nos ayuda a tener control absoluto de lo que pasa en nuestro negocio. Es algo tan sencillo como saber en todo momento cómo están evolucionando los ingresos, los gastos, los pagos y cobros pendientes de realizar, etc. Esa visión de todas las aristas de nuestro negocio es la que nos va a permitir actuar en consecuencia y adelantarnos a posibles situaciones problemáticas que se puedan producir.

Además, contar con todos los datos en un mismo espacio accesible desde cualquier parte, poder compartir la información con cada uno de los nuestros socios y poder personalizar el entorno de trabajo en el que nos movemos nos sirve para ahorrar tiempo, que es uno de los recursos más preciados para todo emprendedor, y que por desgracia no se valora tanto como se debería.

La organización es una virtud que todo emprendedor debe saber entrenar a lo largo de su carrera. Si para ello puede contar con los aliados apropiados, mejor. El camino no va a ser fácil, así que buscarse las alianzas apropiadas es la mejor manera de crecer en el ámbito profesional. Eso y mantener siempre una actitud paciente, optimista y persistente con lo que nos rodea.

Más información: http://soluciones.sage.es/conectaconelfuturo/

La virtud de la organización

La virtud de la organización

Leer más