Emilio Márquez

Ultimos Posts

Cómo clasificar a tus contactos en Linkedin

30 Agosto 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #Networking, #Redes sociales verticales, #linkedin

Siempre he sido defensor de la red social profesional Linkedin como la plataforma idónea a la hora de establecer las conexiones profesionales en el mundo de Internet y todo se debe a las herramientas que brinda a los usuarios como servicio de networking: es útil, eficiente y accesible.

Cumpliendo estos tres requisitos, Linkedin se ha transformado en mi red social profesional preferente, en la que utilizo a diario para conectar con otros profesionales. Hoy quiero hablaros de una de esas herramientas que me ha transformado en un fiel seguidor de Linkedin.

Me refiero al sistema de gestión de contactos, a cómo nuestra agenda adquiere sentido cuando trabajamos en esta red social. Uno de los problemas de la Web 2.0 es que acumulamos contactos por mera inercia, sin organización, creando una amalgama de nombres muy desordenada.

Linkedin permite con las etiquetas catalogar los diferentes contactos desde prácticamente cualquiera de sus páginas, lo que nos ayuda a organizar nuestra agenda por temáticas. Podemos establecer contactos por sector, por afinidad, por ciudad, por evento...

Los criterios de organización son ilimitados porque dependen directamente de nuestra creatividad. Ya que cada networker organiza los contactos en función de sus preferencias. Todo un acierto porque cada agenda es única.

Incluso es posible catalogar a un mismo contacto con varias etiquetas para que forme parte de varias categorías en nuestra agenda. Un ejemplo: podemos tener un contacto categorizado por su sector profesional y a la vez por su ciudad de trabajo, dos criterios que simplifican búsquedas.

El uso de las etiquetas es bien sencillo, prácticamente se puede hacer sobre la marcha cuando agregamos un contacto, y ofrece mucho más de lo que cuesta su aplicación. Creedme si os digo que compensa perder menos de una hora en catalogar contactos profesionales.

No es un trabajo excesivo y el resultado sale a cuenta. Lo comenzarás a notar a medida que la agenda crezca y los contactos comiencen a estar repartidos por toda la geografía española. En mi caso, el etiquetado ha sido útil cuando he necesitado profesionales de un sector concreto.

Os recomiendo establecer unos criterios de organización de vuestros contactos profesionales en función de vuestras necesidades, y dedicar el tiempo mencionado a organizar la base ya existente. Los contactos que se vayan haciendo a posteriori se etiquetan sobre la marcha.

Ya verás como en poco tiempo lo agradecerás.

Cómo clasificar a tus contactos en Linkedin

Cómo clasificar a tus contactos en Linkedin

Leer más

Cómo debes abordar a un contacto profesional

22 Agosto 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #contactos, #Redes sociales verticales, #linkedin, #Networking, #Facebook

En esto del networking, una de las principales dudas que se plantean es cómo se debe abordar a un contacto profesional. Las dudas nacen en el antes, en el durante y en el después del proceso. Es como cuando se produce timidez, pero aplicado al sector profesional.

Como networker que soy, habitualmente se me pregunta por los procedimientos que se deben seguir a la hora de establecer contactos profesionales y siempre respondo lo mismo: Aplicar el sentido común es la clave para tener éxito a la hora de hacer contactos.

Eso sí, existen una serie de trucos o consejos que sí me gustaría apuntar en este artículo. Y es que para ser un buen networker debemos tener en cuenta varios aspectos claves.

Sin duda, el fundamental es saber diferenciar entre el networking cara a cara, el que se hace offline, y el conectado a la red, el online. Los dos deben ser complementos el uno del otro. Siempre, sin excusa. Lo que se inicia en la red debe afianzarse en el plano "físico".

Piensa que un contacto establecido a través de Linkedin te da pie a establecer un primer paso en una relación profesional, pero que si no se amplía la visión con un encuentro cara a cara se pierden muchas oportunidades. Agregar a alguien con un clic es sencillo, brindarle la mano, no tanto.

El proceso se realiza también a la inversa. Pongamos como ejemplo que en un evento estableces varios contactos profesionales. La mejor forma de afianzarlos a posteriori es manteniendo el contacto a través de las redes sociales profesionales.

Y aquí es especialmente importante reseñar eso de redes sociales profesionales. No debemos invadir el territorio de lo personal con personas a las que conocemos únicamente en el ámbito de lo meramente profesional. La forma de contacto profesional en la Web 2.0 es Linkedin., no Facebook.

Fundamental es también saber gestionar las tarjetas de presentación. Y no ya las nuestras, que son indispensables en el networking offline, sino las que recibamos. El salto del offline al online se da muchas veces retomando el contacto en días posteriores a través de Internet.

Otro de mis consejos para fomentar el networking entre profesionales es tener siempre la agenda online actualizada y ordenada. Una vez formalizado el contacto, es fundamental que lo tengamos accesible en todo momento, que sepamos dónde localizarlo con facilidad.

En resumen, a la hora de contactar con profesionales debemos potenciar la cara online y la cara offline, acudir a las redes sociales que se ajustan al perfil profesional, saber afianzar los contactos a posteriori y aprovechar la Web 2.0 para organizar los contactos.

En resumen, a la hora de contactar con profesionales debemos potenciar la cara online y la cara offline, acudir a las redes sociales que se ajustan al perfil profesional, saber afianzar los contactos a posteriori y aprovechar la Web 2.0 para organizar los contactos.

En resumen, a la hora de contactar con profesionales debemos potenciar la cara online y la cara offline, acudir a las redes sociales que se ajustan al perfil profesional, saber afianzar los contactos a posteriori y aprovechar la Web 2.0 para organizar los contactos.

Leer más

Estar en las redes sociales: de obligación a necesidad

18 Agosto 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #Redes sociales, #marketing

Uno de los puntos que siempre salen a debate cuando se habla sobre redes sociales es la presencia obligatoria para profesionales y marcas en estas plataformas. Algunos piensan que estar en Facebook o en Twitter se debe hacer "porque sí". Es lo que puede ser considerado como una obligación. Pero los tiempos cambian.

El público se ha posicionado en estos territorios de forma efectiva, porque ha encontrado hueco en un espacio que hace menos de una década no existía de forma masiva. Las marcas ya no están obligadas a estar en las redes sociales, sino que lo necesitan para crecer en varias direcciones.

Tener presencia en Facebook no debe ser una obligación, sino una necesidad. Debemos estar en la red social porque nuestro público objetivo se ha habituado a ellas, no porque sí. Piensa que la navegación en Internet y sus hábitos han cambiado: ahora pasamos más tiempo consultando las redes sociales con el móvil, la tableta y hasta la tele que en el ordenador.

Los hábitos de navegación han mutado hacia los nuevos dispositivos, dejando en cierto modo al margen al formato web tradicional, que ha quedado relegado al PC, en uso durante las horas de trabajo y cada vez menos en tiempo de ocio, y se ve obligado a transformarse para adaptarse a estos soportes como las tabletas y los móviles.

Si un usuario pasa buena parte de su ocio digital navegando por Facebook, ¿cómo vamos a descartar tener presencia en esta red social con nuestra marca? La única forma de aumentar nuestras posibilidades de llamar su atención están en contar con seguidores que fomenten nuestros contenidos en la red social, y para ello necesitamos una estrategia.

Piensa que en ese caminar entre muros comunes, la probabilidad de que acabe recibiendo un mensaje de tu marca es alta a medida que ganes seguidores fieles en su círculo. Necesitas expandir tu marca en las redes sociales con una estrategia específica para estos nuevos soportes, algo que solo se consigue tomándolos en serio y reconociendo su potencial.

Toda marca tiene la obligación de estar al tanto de las tendencias, de conocer qué se cuece en el sector de la información e Internet, para adaptarse a los nuevos soportes. No por obligación, sino por la necesidad de no perder al público que migra de un lado a otro. Hoy día, es muy fácil perder el ritmo. Nuestra única obligación es no quedarnos fuera de juego.

Estar en las redes sociales: de obligación a necesidad

Estar en las redes sociales: de obligación a necesidad

Leer más

Emprendedores y financiación: Evitando la huida

24 Julio 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #financiación, #inversión

Cuando estás intentando levantar un proyecto personal, puedes hacerlo de varias formas, pero todas te van a llevar a un mismo camino, el de conseguir capital. La inversión es fundamental para conseguir que un proyecto nazca. También lo es para garantizar su crecimiento y para dar saltos en etapas futuras ampliando los horizontes. El principal problema es que cada vez es más difícil de conseguir.

La bonanza económica ha dejado paso a momentos de desconfianza en el mundo de los inversores, que han visto que grandes proyectos en los que apostaron caían desmoronados por una falta de organización del emprendedor. Lo que sobre el papel parecía ser un plan sin fisuras, en la práctica se topó con errores nacidos de los cambios del mercado que acabaron condenando al proyecto.

Primeros pasos y preguntas del inversor

La responsabilidad del emprendedor está en ser siempre sincero con el plan de empresa que ofrece, pero también entra en juego la capacidad del inversor para saber hasta dónde está dispuesto a llegar en cuanto a riesgos a asumir. Dicho de otro modo: los inversores no solo debemos aprender a decir “no”, sino que tenemos la responsabilidad de explicar “por qué no” para educar.

Es por ello que como inversor siempre trato de buscar respuesta a una serie de preguntas básicas que van a medir la viabilidad real de un proyecto. La primera, sin lugar a dudas, es saber cómo se va a monetizar la idea en el futuro, cuáles son los pasos que se van a dar para buscar la explotación comercial de ese proyecto que con tanto entusiasmo me estás presentando.

Puedes tener una idea tremendamente innovadora y con una proyección tremenda, pero condenada por la indefinición de su modelo de negocio o por un modelo de negocio inalcanzable. En cierta medida, hemos visto historias parecidas en casos como Twitter, cuyo modelo publicitario no termina de cuajar, o en Wallapop, que es un producto excelente sin un modelo de negocio cerrado.

Otra pregunta que se debe resolver siempre ante los inversores es la que está compuesta por las proyecciones a medio y largo plazo del proyecto. Todo aquel proyecto que no tenga planificación a futuro carece de interés para un inversor. Piensa que, en el mejor de los casos, el inversor recuperará lo invertido una vez pasados los años. Si no existe plan, ¿que garantías de hacerlo tiene?

El mapa de evolución del proyecto debe tener claramente fijados los hitos a conseguir y lo que estos supondrán en beneficio para el emprendedor, porque a todas luces estos beneficios repercutirán sobre el inversor. Tener un modelo de negocio claro y una previsión de ingresos y de crecimiento óptimas son dos requisitos indispensables para todo inversor.

Otro punto necesario que no debe quedar sometido al azar es cómo vamos a dar a conocer nuestro proyecto, a través de qué canales y con qué estrategias de comunicación. El marketing y la comunicación deben ser un pilar indispensable en el plan de negocio, por lo que dejarlos de lado es un fallo suficientemente grave como para que los inversores no apuesten por ti.

¿Tienen claro dónde está el público objetivo de tu proyecto? ¿Sabes cuáles son los canales de comunicación que más debes usar para conseguir tus resultados? ¿Tienen cuantificada la inversión necesaria para lograrlo? No es lo mismo apostar por Facebook Ads que por anuncios en televisión en cuanto a coste. Truco: en comunicación la originalidad es más potente que la inversión descontrolada.

Podemos decir que una vez pasada la fase de financiación inicial que garantiza el lanzamiento del proyecto y evolucionado el mismo (pasados los dos primeros años), puede suceder una situación: el proyecto necesita seguir creciendo y entra en una nueva ronda de inversión. Generalmente, este proceso se produce cuando quiere ampliarse el rango de acción (internacionalización) de la idea.

Evaluando los resultados iniciales

En este preciso instante es cuando el emprendedor y su equipo deben saber evaluar la evolución del proyecto hasta las fechas: ¿Se han conseguido los objetivos? ¿Se han superado los primeros riesgos? ¿Cuáles son los riesgos de una nueva ronda de inversión? Si las respuestas a estas preguntas son claras, se procede a convocar la nueva ronda de inversión. Si no lo son, toca replantear.

Puede suceder que la respuesta sea favorable y que la inversión adicional permita escalar el proyecto dentro de lo deseado, pero también actúe a modo de salvavidas para tratar de rescatar una idea que no va a llegar a buen puerto. Es aquí cuando podemos hablar de inversión solicitada para “escapar”, para “correr hacia delante” sin un rumbo claro, simplemente por salvar el momento sin un plan a futuro.

Evitar la ronda de inversión a la desesperada

Una nueva ronda de inversión a la desesperada para salvar un proyecto herido de la quema puede salir muy cara. Y no ya porque el proyecto acabe cerrando, sino porque el perfil del emprendedor quedará dañado de cara a la galería y difícilmente podrá atraer de nuevo inversores para futuras iniciativas. Perder la confianza ante el mercado es el mayor error que puede cometer un emprendedor.

La experiencia me han enseñado a ver cómo algunos proyectos tienen que poner el freno para reinventarse. También he visto otros que no han tenido segundas oportunidades. Es una situación trágica, sí, pero un paso con el que se puede aprender mucho. En base a las caídas adquiriremos los conocimientos prácticos para saber cuándo podemos solicitar inversión y cuándo no.


Pero sobre todo, tengamos en cuenta la sinceridad propia a la hora de asumir el paso que debemos dar. Sé que ver hundirse un proyecto personal es complicado, pero es un mal trago por el que a veces sale a cuenta pasar para garantizar lo que está por venir en el futuro. Como emprendedores, debemos apostar por lo más sensato para el proyecto, incluso cuando esto sea el cierre.

Perfiles sociales en:
Twitter: http://www.twitter.com/emiliomarquez
Facebook: http://facebook.com/EmilioMarquezEspino
Google+: http://plus.google.com/+EmilioMarquezEspino
LinkedIn: http://es.linkedin.com/in/emiliomarquezespino/
Instagram: http://instagram.com/emiliomarquezespino
Youtube: http://www.youtube.com/user/EmilioMarquezEspino

Leer más

Siempre tenemos algo que celebrar

11 Julio 2016 , Escrito por Emilio Marquez Espino

Siempre es buen momento para celebrar algo. Vivimos en constante tensión por nuestras labores del día a día, por lo que cualquier situación que nos permita desconectar debe ser bien recibida. A veces, el estrés que nos genera nuestra vida diaria nos impide ver más allá de los problemas, dejándonos fuera de juego y envolviéndonos en un halo de negatividad que parece difícil de superar y que nos ciega a todos.

No lo voy a negar: a lo largo de mi vida como empresario he vivido momentos tensos, instantes que me gustaría haber superado de otra manera. Pero una vez pasados, me quedo con todo el aprendizaje que me han brindado y que me ha servido para crecer como emprendedor y como persona. Cuando encaras la vida con esta perspectiva, comienzas a celebrar haber pasado por todos esos sacrificios.

Una vez que asumes que la vida es un aprendizaje, lo mejor que puedes hacer es celebrar todos y cada uno de tus logros, los que consigan los demás, compartir los buenos momentos y no olvidarlos. Este aprendizaje se tarda en alcanzar años, no llega de golpe (se necesitan varios tropezones para darte cuenta), pero se termina aprendiendo. Y en el proceso nace una persona renovada que valora las cosas mucho más que antes.

Como emprendedor, uno de los consejos que más suelo compartir es el de reinventarse a sí mismo continuamente, muy habitual en la famosa filosofía de trabajo de mejora continua "Lean StartUp". Es la clave fundamental para crecer cuando apuestas por tus propios proyectos. Solo se puede mejorar cuando se intenta evolucionar dialogando con los usuarios, e intentarlo es la base de todo éxito. De los cambios nacen los mejores proyectos.

Siempre tenemos algo que celebrar

Una buena muestra de esta transformación es la campaña “Celebremos lo que somos”. La marca española de whisky cree en la filosofía que nos pone sobre la mesa que siempre tenemos algo que celebrar y apuesta por ella con una imagen renovada para potenciar su gama de whiskies.

La nueva campaña de DYC tiene, además, una bonita particularidad, y es su logo renovado. Se ha acentuado la presencia de la "Y", que ahora representa un gesto tan alegre y optimista como una persona con los brazos alzados al aire. Celebración pura desde el primer instante. Una forma muy original de transmitir el mensaje.

Siempre tenemos algo que celebrar

Tras su historia cien por cien española se encuentra la figura de emprendedor en estado puro de la mano de su fundador Nicomedes García.

Nicomedes, nacido de Segovia, comenzó a trabajar a los 18 años en la destilería de su padre. Pasado un tiempo, detectó que el mercado le estaba brindando oportunidades y decidió arriesgar para aprovecharlas: viaja hasta Escocia para estudiar los procesos usados en las destilerías tradicionales y los importó a España con éxito sacando partido del clima de su tierra natal, bastante parecido al escocés.

El fundador de DYC también supo crear necesidad mediante la fundación de una agencia de publicidad en 1942 para promocionar sus productos. Y lo consiguió: a los tres años tuvo que ampliar el tamaño de su fábrica por el crecimiento de la demanda. Todos estos logros llevan ahora a la marca a renovar su imagen y su estilo para seguir creciendo apostando por una filosofía de tener siempre algo que celebrar con su variedad de Whiskies.

Leer más