Emilio Márquez

Ultimos Posts

Detrás de un buen líder, siempre hay un gran equipo

12 Agosto 2012 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #equipo, #recursos humanos, #rrhh, #creatividad, #innovación, #jefe, #líder, #trabajar

Dicen que las mejoras hazañas se consiguen en compañía. Ninguna batalla se ha ganado sola y ha salido victoriosa aunque la historia se empeñe solo en recordar a quienes dieron las órdenes. El capitán del barco es fundamental, pero no el único elemento que contribuye al éxito de una gran tripulación.

En los cursos de formación, siempre se habla sobre la necesidad de formar líderes que sean capaces de dirigir y coordinar equipos humanos para conseguir resultados. Un cabeza de equipo debe saber tomar las decisiones oportunas para conseguir que los engranajes de su escuadrón giren con soltura.

Sin embargo, ¿qué piden estos engranajes para seguir adelante con su cometido? No son pocas las ocasiones en las que se habla sobre las cualidades del líder, pero pocas veces este discurso analítico se centra en lo que verdaderamente necesita un equipo humano para poder depositar su confianza sobre esta figura dirigente.

Precisamente ese primer requerimiento es la confianza, saber que el responsable del equipo humano es una persona cercana con la que se puede hablar de tú a tú. El trabajador no necesita un amigo, sino un guía profesional capaz de atender sus necesidades y de cubrir posibles carencias.

Todo líder de grupo debe ser a la vez profesor. En ocasiones se exige a los trabajadores que estén dispuestos a cambiar su forma de trabajar y pensar para aplicar nuevos métodos. Para conseguir que este proceso de aprendizaje tenga éxito, es necesario que el líder sea capaz de educar y formar, no basta con ordenar.

Sumando la confianza a la idea de formar a los trabajadores, podemos llegar a la conclusión que los empleados necesitan un jefe que sea capaz de sacar el máximo jugo a cada uno. Como jefe no solo necesito enseñar a hacer algo, sino también dar las herramientas para que el empleado lo haga solo.

Además, también es necesario que el jefe sea lo suficientemente ágil como para incentivar que los trabajadores experimenten por su cuenta y prueben nuevas formas para conseguir resultados. Es fácil. Un empleado gana más con un jefe permisivo que le permita probar –incluso fallando– que siguiendo un camino pautado.

Otra de las características fundamentales que se exige a todo líder es saber transmitir pasión por lo que hace, algo que solo se conseguirá trabajando mano a mano con su equipo. De un jefe distante solo surgirán trabajadores distantes. La implicación con el proyecto debe venir desde arriba para extenderse hacia abajo.

Pero para transmitir esta pasión y ofrecer confianza a los trabajadores, es necesario que el responsable de equipo sea observador para localizar posibles problemas y carencias del grupo. Con la observación del entorno de trabajo, el líder tendrá una posición apropiada para superar posibles problemas.

En ocasiones, más vale plantearse cómo quiere un trabajador que actúe su jefe que responder al perfil clásico de responsable de equipo. Cada equipo humano es un mundo, por lo que nuestra actitud como líderes será fundamental para conseguir resultados.

Leer más

Una mirada a la exploración espacial

11 Agosto 2012 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #iss, #ariane, #soyuz, #atv, #nasa, #curiosity, #spirit, #oportunity, #Tierra, #Marte

La buena noticia del momento es : La misión del vehículo de exploración Curiosity ha llegado a Marte y está completamente operativa.

Con esta misión podemos dar por asegurada la presencia destacada del hombre en Marte durante bastantes años.

Una maravilla el ver las imágenes en color que nos está aportando sobre Marte.

En la NASA están de lo más contento, no es para menos, van a poner en valor los 2.500 millones de dólares que se han invertido en esta misión y pone en camino al ser humano de conocer mejor Marte.

De camino este éxito les servirá a la NASA para captar más fondos, que en Estados Unidos hay una fuerte competencia por captar recursos económicos entre las distintas agencias federales.

Una llegada del hombre a Marte desde luego no creo personalmente que ocurra antes del 2050, nuestra tecnología y capacidad de recursos queda lejos de lo que necesitamos para colonizar Marte. Y esa fecha que propongo del año 2050 es contando conque la misión de la Spirit y Oportunity ha sido un éxito y que la Curiosity tiene pinta de marcar un hito por la valiosa información que vamos a conseguir de Marte.

Con la ISS el hombre ya tiene 6 personas de forma estable en la baja órbita de la Tierra, sólo los rusos pueden poner humanos en la ISS pero ya hay empresas privadas de USA que en 2015 esperan colocar astronautas en la ISS.

Al mismo tiempo, China se plantea contar con su propia estación orbital en el 2020. Sus pasos y ensayos para conseguir esta meta están resultando bien.

Los europeos contamos con :

- Un vehículo de carga (ATV) que ya lleva 3 misiones con éxito alcanzando la ISS. La cuarta misión del ATV está ya en camino con fecha prevista en 2013.

- 50 misiones consecutivas con éxito por parte de la Ariane, colocando satélites en órbita.

- En el 2020 tendremos el sistema de posicionamiento Galileo que hará competencia al sistema GPS norteamericano.

Por fin vamos a vivir tiempos en los que salir al espacio puede llegar a ser algo habitual, no hay más que ver el gran hito de la nave rusa Soyuz que ha llegado desde la Tierra a la ISS en tan sólo 6 horas (en vez de los dos días habituales hasta ahora).

En resumen : La NASA tiene éxito con la Curiosity en Marte. Los Chinos se plantean tener su propia estación espacial, los europeos contamos con las naves ATV y Ariane y tendremos Galileo. Los americanos tienen empresas privadas que están avanzando mucho y los rusos han conseguido llegar a la ISS con la Soyuz en 6 horas.

Todo un grupo de buenas noticias acerca de la exploración espacial del ser humano.

Leer más

Las cualidades del anti-jefe

9 Agosto 2012 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #motivación, #recursos, #humanos, #equipo, #profesional, #personal, #jefe, #cualidades

Se ha escrito largo y tendido sobre lo que debe hacer un jefe con sus empleados para potenciar el rendimiento del equipo humano y conseguir grandes resultados en una empresa o proyecto. Los expertos piden proactividad, seguridad, organización, etc. y un sinfín de factores que, en esencia, son las teóricas bases del éxito profesional.

Pero me sorprende que rara vez el mundo de los recursos humanos se trate el tema opuesto, es decir, lo que no debe hacer un jefe para tratar a sus empleados. La realidad difiere enormemente cuando hablamos de los gazapos comunes en la gestión de grupos profesionales y obviamos la manera de corregirlos.

La primera cualidad del anti-jefe es no saber escuchar. Y no solo no saber atender las palabras de los trabajadores, sino escuchar más allá de las conversaciones –leer entre líneas– para detectar problemas que afecten al ritmo de trabajo.

Dicen que no mantener las distancias también puede derivar en problemas laborales. Con esto no quiero decir que la relación responsable-empleado deba ser fría, sino que debemos saber marcar el paso y definir hasta dónde llega lo personal y hasta dónde lo profesional. Este binomio es fundamental.

Un error común es exigir a los empleados tanto por encima de sus posibilidades como de las nuestras. Serás un mal jefe cuando utilices un trabajador para solucionar problemas que son de tu menester y que ni tú mismo eres capaz de solventar.

Con esto no quiero decir que se deba evitar a toda cosa el hecho de exigir y de buscar la superación de cada empleado, sino que estos elementos se deben lograr en el clima de aprendizaje apropiado, en el entorno donde el responsable de equipo humano sea capaz de formar y educar a los trabajadores.

El exceso de responsabilidad también puede generar situaciones incómodas en el trabajo. Si eres el responsable y tienes los conocimientos para cubrir carencias de un trabajador, piénsalo antes y deja que éste aprenda y trate de corregir sus errores.

Hacer el trabajo de los demás, cuando estos pueden evolucionar en su aprendizaje para conseguir resultados, es menospreciar indirectamente y de manera involuntaria la labor de otros, por lo que se genera una situación desfavorable para el clima de trabajo.

Por último, otro error fundamental es ser jefe, aparentarlo y no hacer de jefe. Las crisis laborales más claras y comunes se generan cuando el responsable no cumple con sus obligaciones y esta actitud queda visible a los empleados. Aquí es cuando surgen las rencillas y los comentarios que más lastran el día a día.

Todo jefe puede tener un anti-jefe en su interior en algún momento de su vida. Para evitar que éste salga a la luz, lo mejor es concentrarnos en aquellas virtudes positivas y tratar de borrar del mapa aquellas que resulten negativas para el equipo humano.

Leer más

Consejo para Emprendedores: "Espía" a la competencia con Twitter

5 Agosto 2012 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #twitter, #rival, #comercio, #electrónico, #diferenciarse, #emprendedores, #listas, #públicas, #privadas

Usamos Twitter a diario. Nos conectamos, retwiteamos, enviamos DM's, seguimos listas, nos emocionamos y nos reímos con el humor negro de nuestros seguidores y seguidos. El ecosistema de esta red social es sumamente variado a pesar de que sus mensajes están limitados a la friolera de 140 caracteres. No necesitamos más. Incluso así, Twitter tiene otros usos posibles como ser una herramienta de promoción. Y aquí no queda la cosa: también podemos usarla para "espiar" a la competencia.

Puede parecer una tontería que nuestra siempre poblada TL (línea temporal) de mensajes actúe como herramienta para saber qué están haciendo nuestros vecinos empresariales, pero lo cierto es que es una estrategia especialmente útil para controlar a la competencia. Y lo mejor de todo es que no es complicado. ¿Cómo hacerlo? La manera más simple y directa es siguiendo los tweets oficiales del rival.

Por conexión directa con la web o a través de aplicaciones de escritorio como Tweetdeck es fácil tener el ojo encima de la competencia. Si estamos en el terreno del comercio electrónico, es habitual que las tiendas online lancen ofertas especiales desde Twitter para enganchar a los nuevos clientes 2.0. Ver cómo actúa el competidor nos ayudará a reaccionar ante posibles ofertas planteando nuestras "contra ofertas".

Una manera más útil de saber cómo funciona el enemigo es utilizar las listas. Crea una y agrega a tus competidores directos (lista que puede ser pública o privada, según sea nuestra estrategia). Así evitarás que se mezclen sus mensajes con los que emiten las personas a las que sigues y tendrás en todo momento la realidad de la competencia en pocos clicks. No es necesario ni que nuestra lista espía sea pública, pues podemos mantenerla como privada. Es fácil, gratis y no requiere medidas especiales o seguimientos pormenorizados.

Otro caso que es habitual se da en los periodistas, que están conectados a Twitter al minuto porque es una gran fuente de información. En primer lugar, porque es una gran herramienta para conocer las tendencias de opinión y crear temas; en segundo lugar, porque las noticias de la competencia llegan directamente a nuestro perfil y se puede saber más en bruto sobre los contenidos sin tener que andar visitando webs o leyendo periódicos, por lo que ahorramos un tiempo necesario en otras tareas.

Aunque creo que es positivo estar al corriente de lo que hace la competencia, me gustaría remarcar que no soy partidario de que nos obsesionemos con el vecino. Seguimiento, sí, pero relajado y distendido. De nada sirve agobiarnos con el rival, tratar de hacer lo mismo que hace y descuidar completamente nuestra identidad porque, como dice el refrán, en la variedad está el gusto, y si no nos diferenciamos, difícilmente tendremos una oportunidad en este mundo tan competitivo.

No obstante, me gustaría recordar que no se trata únicamente de seguir al rival, plantear contra ofertas a sus contenidos o copiar la fórmula del que mejor rendimiento obtiene; también debemos saber sacar partido a las redes sociales con estrategias de comunicación organizadas.

Leer más

Medir resultados tangibles en social media: Toda una necesidad

2 Agosto 2012 , Escrito por Emilio Marquez Espino

Mucho se ha escrito sobre la necesidad de medir los resultados de las campañas de social media para justificar las inversiones, hay que especificar los valores que realmente ayudan como guías para descubrir cómo de exitosa está resultando una campaña de comunicación digital.

En primer lugar, y antes de comenzar a buscar elementos de medida para detectar el impacto de nuestras campañas, las redes sociales no son iguales a otros medios tradicionales, debemos buscar indicadores que sirvan para medir los resultados. El primero que aparece sobre la mesa es el número de fans, pues es el más vistoso y mensurable, pero quizás no el más apropiado, ante todo hay que buscar calidad y no cantidad.

Pensemos en una marca que cuenta con 100.000 fans en Facebook. Ahora analicemos el número de seguidores que realmente interactúan con la marca y establezcamos un número alto: 5.000 al día. Solo el 5 por ciento de los usuarios son activos, el 95 por ciento no son más que zombies de la marca. ¿Es buena medida contar fans al peso? Más bien no.

Teniendo en cuenta el reducido grado de interacción, no creo que sea descabellado pensar que sumar seguidores sin control no es la mejor manera de medir el efecto de nuestras campañas en redes sociales. La fórmula correcta es descubrir el grado de interacción que estos tienen con la marca.

Otro punto interesante para medir los resultados de una campaña en redes sociales es controlar el número de impactos que nuestros mensajes derivan hacia otras páginas de nuestra propiedad. ¿Cuántos visitantes han llegado desde Facebook a la página web de un producto, cuántos ejemplares se han vendido a partir de esas visitas? (estos si son datos tangibles y válidos).

Este dato de medida es especialmente útil a la hora de establecer ese Retorno de Inversión (ROI) que tanto solicitan los empresarios tradicionales alejados del entorno 2.0. Sea como fuere, no son valores independientes, porque con un alto grado de interactividad se conseguirá un mayor ROI.

En cualquier caso, la medición de resultados se está convirtiendo en una necesidad a la hora de justificar la inversión en redes sociales, más ahora que la situación económica no permite “arriesgar” dinero en modelos de promoción que aparentemente dan menos resultados que otras vías más tradicionales.

Leer más