Emilio Márquez

alimentacion

United Airlines "penaliza" a los obesos

17 Abril 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #...sus viajes, #alimentacion, #avión, #compañia, #espacio, #obeso, #pasajero, #sobrepeso, #united airlines, #Usos y costumbres

La obesidad es una enfermedad que afecta a un importante sector de la población de los países más desarrollados, entiéndase por enfermedad aquellos casos extremos donde se producen daños en el organismo de quienes lo sufren. Los malos hábitos en alimentación y estilo de vida, unido a características particulares en el metabolismo de cada persona, provoca que en países como EE UU el número de obesos suponga el 30% de la población adulta. Lo más alarmante de este precario estado de salud es que lo padecen también el 16% de los niños y niñas. En España los problemas de sobrepeso no son tan numerosos aunque en los últimos años se viene observando una mayor incidencia, sobretodo en la población infantil la cual no posee buenos hábitos de alimentación, parece que hemos olvidado las bondades de la dieta mediterránea.

En Norteamérica parece que este sobrepeso ha empezado a afectar en ciertos espacios reducidos, como son los aviones. El año pasado la compañía americana United Airlines, recibió más de 700 quejas de pasajeros que se vieron incomodados por compartir asiento con personas de gran volumen. No poder bajar el reposabrazos o ver invadido su asiento son los motivos que alegaban. Cierto es que el espacio en el interior de los aviones no es precisamente generoso, y de por si viajar en ellos puede resultar incluso claustrofóbico.

Por estas razones la compañía ha anunciado que cuando el avión vaya completo las personas con sobrepeso deberán comprar dos billetes en lugar de uno. Evitando de este modo que invadan espacio ajeno, o que tengan problemas a la hora de abrocharse el cinturón de seguridad. Para suavizar los efectos de la situación, la compañía ha matizado que la compra de un segundo billete sólo se realizará cuando el avión este completo sin que exista posibilidad de encontrar otra solución. Esta opción penaliza excesivamente a las personas con sobrepeso, que deberían de contar con asientos especialmente diseñados para sus elevadas dimensiones físicas.

No es la única compañía estadounidense que adopta medidas de este tipo. Es de sobra reconocida la reducción de precio que han sufrido los billetes de avión en los últimos años, a fuerza de reducir costes y espacio. No hace falta sufrir de obesidad para sentirse una sardina enlatada dentro de la cabina de pasajeros. Cualquier persona que supero el 1.80 cm de estatura sufre la incomodidad de dar con las rodillas en el asiento de enfrente, en el mejor de los casos. Así que podemos hacernos una idea de la situación para una persona de volumen. Desconozco que opinarán los afectados.

Más en la red:

Leer más

La importancia de comer bien

15 Marzo 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #...su vida personal y amigos, #...sus reflexiones, #alimentacion, #comida, #dieta, #habito, #menu, #niños, #nutricion, #sobrepeso, #Usos y costumbres

[caption id="attachment_7652" align="aligncenter" width="300" caption="Mercado de la Boqueria, Barcelona. Imagen de la wikipedia."]Mercado de la Boqueria, Barcelona. Imagen de la wikipedia.[/caption]

En uno de los comentarios del resumen de la semana pasada se me proponía escribir algo sobre nutrición y deporte. Interesantes temas y que cobran gran importancia para nuestra salud. Reconozco practicar poco deporte, lo compenso con realizar gran parte de mis desplazamientos a pie y no descarto lograr organizarme con los años y dedicar algunas horas de la semana a ir a nadar, por ejemplo, una vez llegado a Madrid el usar siempre que puedo las escaleras en el metro es una especie de autoobligación. En la alimentación si logro más implicación por mi parte. Aún a pesar de disponer de poco tiempo y verme obligado muchas veces a comer fuera de casa, cuido lo que como.

En la nutrición saber escuchar a tu propio cuerpo marca la clave para lograr el éxito. Observar cuáles son aquellos alimentos que nos hacen sentir bien, nos permitirá seguir una dieta saludable. Al menos yo tengo comprobado que comer una buena  carne acompañada de verdura o un buen pescado cocinado al horno con ensalada, me proporciona un bienestar que por fuerza se debe traducir en salud. Cuando los expertos aconsejan comer fruta, legumbres, verdura y pescado, pienso ¿qué otra cosa se puede comer? Es difícil concebir una dieta donde no aparezcan estos alimentos, al menos para mi. Y sin embargo hay quien renuncia a muchos de ellos.

Los niños son el sector de la población donde mayores problemas alimenticios se detectan. Esta misma semana se hablaba de un alto porcentaje de población infantil con sobrepeso. La alimentación forma parte de la educación de los niños y a veces enseñar esto supone un esfuerzo extra por parte de los padres. Hacer a los niñ@s disfrutar del sabor y las propiedades de las lentejas, las zanahorias o la lubina no tiene porque ser fácil, pero si es importante. Recuerdo que una de las cosas que más me motivaba para probar alimentos poco atractivos como los espárragos, era ver comer a algún miembro de mi familia con deleite. Era tal el gozo que transmitían mientras masticaban  que yo mismo deseaba comer aquello que tanta satisfacción provocaba. El ejemplo es siempre un gran método de aprendizaje.

En la actualidad son cada vez más las escuelas públicas  que poseen servicio de comedor. Una amiga me comentaba hace unos meses que algunos días a la semana sus niños comen en la escuela. El catering contratado está pensado para proporcionar una dieta saludable a los niños, pero no sólo, también buscan "enganchar" a los pequeños a ciertos platos de nuestra gastronomía ricos en aportes nutritivos, y al parecer funciona.

Los adultos somos ya otro asunto, por eso de que podemos comer lo que queramos y nuestra alimentación es responsabilidad únicamente nuestra. Sabiendo como sabemos en que puede acabar desembocando una mala alimentación, resulta absurdo que aún nos resistamos a llevar una dieta equilibrada.

Más en la red:

Leer más