Emilio Márquez

ataque

El ataque de los clones

14 Noviembre 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #...su blog, #amigos, #ataque, #blog, #emilio marquez, #Emilio y..., #Está pasando, #facebook, #hack, #hackeo, #hacker, #red de amigos, #Redes sociales

8:00 de un sábado: suena un teléfono móvil y con las legañas pegadas y la boca pastosa, contesto con la sana intención de mandar a la porra al simpático/a que me llama a esas horas de la mañana. Pero ay de mi, ay infelice... estaba siendo victima del ataque de los clones. Un clon madrugador, para mi desgracia: con nocturnidad, alevosía y despertador, que a las 6 de la mañana se ha dedicado a hackear este blog, mi usuario en algunas redes sociales y alguna que otra cosa más: todo está bajo control gracias a amigos (de los buenos) que se han volcado y me han llamado inmediatamente por teléfono, me han buscado por mail y hasta han mandado señales de humo para advertirme. Sumado a la rápida intervención de los técnicos del hosting (Comvive). Parafraseando al "El quijote",  solo os diré que "Mejor no menear el arroz aunque se pegue". No tiene mayor importancia. En realidad, siento que acabo de perder una virginidad. Nunca, este humilde blog había sido hackeado ni sufrido un ataque clon.
Leer más

Oriente Próximo en tensión

9 Enero 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #...sus reflexiones, #ataque, #cohete, #conflicto, #Está pasando, #Gaza, #guerra, #Hamás, #Hezbolá, #Israel, #Líbano, #Política internacional, #violencia

Los días se suceden en un conflicto que abre heridas que nunca han llegado a cerrarse, en una zona del globo que siempre ha sido afectada por conflictos territoriales donde todas las partes reclaman cómo propia un terreno que estiman cómo sagrado.

La población civil de la Franja de Gaza sufre los fuertes ataques de la ofensiva israelí, calificada como "ataque desproporcionado". Desde las organizaciones humanitarias se denuncia al atentado de los derechos humanos y la dramática situación de un pueblo que se encuentra desprovisto de la ayuda que en estos momentos necesita. Por su parte Israel ve en  Hamás una peligrosa fuerza terrorista contra la que siente el derecho a defenderse. Mientras, la población civil sufre.

El horror de ver las bombas caer a través de la televisión, es una imagen que desgraciadamente no es nueva. La otra noche mientras veía los informativos volvía a recordar aquellas otras que caían hace algunos años en Irak, convirtiéndola en la primera guerra televisada en directo, que tantas lágrimas de impotencia y actos de reivindicación provocó en el mundo. A estos destellos monstruosos le sigue la consecuencia del dolor que producen. Sangre y horror, destrucción y muerte, en un lugar donde el sol ni siquiera se atreve a salir.

Cuando aún no te has recuperado de estas visiones terroríficas, la mañana se levanta con otra preocupante noticia, que esta vez te asalta por la radio. Tres cohetes lanzados a Israel desde el Líbano hacen temer que el conflicto se extiende a otras zonas de Oriente Próximo. Las esperanzas de paz se aleja cada vez más.

El Líbano se constituyó como Estado independiente en 1941, cuando dejó de ser protectorado francés. Logró convertirse en un país próspero hasta que en los años 70 comenzaron los problemas internos y en 1982 sufrió el ataque de Israel, comenzando un conflicto que aún perdura. Han sido décadas de ataques, que han ido alimentando un odio sin mesura, que cuando estalla lo hace con fuerza y determinación.

Al  parecer estos cohetes han sido lanzados por las milicias palestinas, presentes en esta zona del país, descartando la autoría de Hezbolá , enemigo histórico de Israel. Las opiniones se suceden en los medios de comunicación, los periodistas que han vivido mucho de estos conflictos en primera persona aportan información que desconocemos los que estamos en este lado del mundo, pero en él, al fin y al cabo.

Mientras se lanzan amenazas y las fuerzas se ponen a pruebas en un ambiente cada vez más tenso, desde Egipto se plantea un posible plan para poner fin a la situación en Gaza. El problema es complejo, y las intenciones de paz de las partes involucradas no parecen claras. La guerra vuelve a cebarse con tantos inocentes en los que la ira y el odio, sin más remedio, acabará naciendo.

Más en la red:

Leer más