Emilio Márquez

fiabilidad

Los internautas no reconocen los "bulos" en la red

9 Septiembre 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #Actualidad y medios, #bulo, #Comunicación y medios, #fiabilidad, #Información, #internauta, #internet, #medios, #noticia, #red, #veridica

La información al igual que la cultura es hoy más accesible que nunca, son cientos de canales los que cualquiera puede utilizar cómo vía para informarse en tiempo real o con el sesgo de opinión que se prefiera en cada caso. Internet es un canal por donde circulan artículos, investigaciones, opiniones, anécdotas, historias verídicas, pero también bulos, rumores e incluso mentiras premeditadas, que de todo hay circulando. Las ventajas de disponer de un canal donde cualquiera puede hacerse escuchar se vuelve contra el internauta que debe ser más cauto que nunca a la hora de informarse en la red, acudir sólo a fuentes de confianza y saber discernirlas debería ser algo fundamental que se impartiera desde la infancia a través de una educación continua. Sin entrar en el debate de hasta que punto la información que ofrecen los medios de comunicación tradicionales es rigurosa o sesgada según un color político, si quieren estos medios reflexionar sobre la fiabilidad de lo que circula en la red.

Por lo último que he estado leyendo parece que los internautas tiene problemas a la hora de reconocer un "bulo" y darle la importancia que este tipo de rumores tiene: ninguna. Les resulta complicado diferenciar la información veraz y contrastada de aquella que tiende a confundir y engañar. Sin embargo existen algunos puntos que nos permiten detectar cuando estamos delante de una información poco o nada contrastada. Ante todo hay que fomentar el razonamiento y la crítica en los usuarios.

En aquellos artículos donde por sistema se omite la fuente hay que empezar dudando. Cuando la noticia es fruto de una investigación es recomendable aportar datos concretos y por supuesto que herramientas y fuentes se han utilizado como en todo trabajo de investigación. Es importante de otro modo saber distinguir entre un blog personal y un portal donde se pretende informar. El blog personal como su propio nombre indica es un espacio para la reflexión y la opinión subjetiva, sin pretender tener la "verdad", aunque sea más sencillo que un blogger personal sea capaz de decir "la verdad" sin cortapisas ni intereses económicos creados desde una opinión independiente.

El no firmar un artículo es otra de las características de los bulos en Internet. Lanzar información de manera anónima le resta prácticamente toda la credibilidad a un artículo. Detrás de una investigación o un testimonio debe existir la identidad de esa persona que se compromete con lo publicado. El gancho de este tipo de bulos suele fijar su atención en el morbo y el miedo. Si creas una alarma social la atención está asegurada, comenzando la circulación masiva por la red e incluso algún objetivo más ambicioso.

Muchos de estos bulos persiguen manchar la reputación de reconocidas marcas (se cree que la mayor parte de bulos contra empresas y marcas son lanzados de forma anónima y desleal por marcas y empresas de la competencia sin escrúpulos). Y aunque muchos [email protected] son conscientes de la falsedad de algunos correos electrónicos, en ocasiones reconocen tener dificultad para verificar una información. Un buen sistema es no creer nada hasta que se tenga suficiente información de distintas fuentes. Ante todo, fomentemos la autocrítica y el uso del razonamiento propio.

Más en la red:

Leer más

Colores en la Wikipedia y la fiabilidad de sus artículos

8 Septiembre 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #autor, #color, #enciclopedia, #fiabilidad, #internet, #Internet, humor y tecnología, #usuario, #veracidad, #wikipedia, #wikitrust

La Wikipedia es hoy día una enciclopedia de referencia en múltiples idiomas, aunque tenga muchos detractores que señalen su supuesta poca fiabilidad en términos generales es una gran obra del trabajo colectivo de la red social a nivel mundial y cómo obra de consulta de lectura rápida tiene un valor incalculable, aparte de un tamaño sin igual, aunque últimamente su crecimiento se vea ralentizado por la mayor ausencia de redactores.

A su inmediatez digital de renovación y actualización de contenidos se une la riqueza de conceptos que a día de hoy están disponibles, ante todo es una enciclopedia "viva". La comunidad se internautas se ha preocupado de ofrecer información lo más veraz y precisa posible con el fin de aportar verdadero conocimiento, aunque siempre existen vándalos (al igual que en la vida real) que vienen a estropear la obra colectiva y engañar según sus propios oscuros fines. Aún así dentro de muchos de los artículos se han producido controvertidos debates entre usuarios que no acababan de compartir la información que se daba de ciertos términos.

Al ser una enciclopedia colaborativa donde cualquiera puede hacer su aportación es fácil que la información no siempre sea objetiva, sin convencer todos los puntos de vista, de hecho los principales rivales de la Wikipedia se centran en la profesionalización de la edición de los contenidos a publicar. Con el propósito de seguir siendo una enciclopedia democrática, clara y precisa se ha decidido poner en pie un nuevo sistema de códigos por color, el WikiTrust. Esta aplicación que debe ser activada por el usuario que así lo desee te avisa mediante un código de colores sobre la reputación y fiabilidad del autor de la entrada.

El parámetro utilizado para destacar la fiabilidad de un artículo toma como referencia el tiempo que llevé sin modificarse. Un autor tendrá más reputación dependiendo del historial de sus artículos publicados. Aquellos conceptos que sean difícil de verificar aparecerán marcados con el fondo naranja claro, conforme la información sea leída y modificada irá cambiando de tono aclarando el color hasta convertirse en blanco y ser considerado completamente fiable.

Más en la red:

Leer más