Emilio Márquez

reputacion

Cuidado con Twitter, tus palabras tienen consecuencias

22 Octubre 2012 , Escrito por Emilio Marquez Espino Etiquetado en #crisis, #reputación, #online, #identidad, #digital, #famosos, #twitter, #viralidad

 

Me sorprende la capacidad de sinceridad que genera la red social de microblogging Twitter en algunos tuiteros. Parece que opiniones que nunca se dirían cara a cara se lanzan al aire, sin objetivo aparente pero apuntando con indirectas al señalado o la señalada, y con bastante libertad de expresión y en ocasiones, por qué no decirlo, una grave falta de elegancia. Me parece perfecto que la Web Social nos ofrezca loables herramientas para la expresión de la opinión, pero en ocasiones nos olvidamos de una premisa básica en el mundo real: lo que decimos sobre otros puede tener consecuencias.

Puede suceder, y de hecho pasa, que un dardo lanzado impacte directamente contra el objetivo, que recibe el mensaje, lo capta en la Web Social. Las críticas, siempre elegantes, se aceptan de muchas formas. Existen personas capaces de valorar positivamente los comentarios negativos y aprender de ellos -número reducido-, pero también aquellas que están dispuestas a participar en guerras cuando se les saca los colores con opiniones, independientemente de si están fundadas o no.

No negaré que cuando recibimos críticas debemos mantener un grado razonable de amor propio: no pequemos de tontos y defendamos con educación lo que consideramos defendible. Cuando una crítica nos llega desde una red social, mi recomendación básica es no responder al momento para evitar hacerlo en caliente. Para, deja de escribir, relájate y piensa por qué llega la crítica. Analiza la posición del crítico y ponte en su lugar. Una respuesta malsonante puede provocar una crisis de reputación online tanto personal como de marca/producto en un santiamén.

Las crisis se deben evitar por todos los medios, pero si llegamos a este puntos lo mejor es armarse de valor para reconocer los errores cometidos cuanto antes. Una respuesta precipiada que enerve y sorprenda al público se puede arreglar con un mensaje de disculpa que se publique en el menor lapso de tiempo posible (cuanto antes). Pero, como digo, la mejor manera de no enfrentarse a una crisis de reputación online es aplicando estrategias preventivas: piensa lo que escribes, sé educado, mantén las formas, reconoce errores cometidos, no bloquees usuarios por comentarios negativos, etc.

Siempre se debe pensar lo que se dice o podemos ser sometidos al peor de los juicios posible en una red social, el juicio público. Cuando una marca mete la pata en Twitter queda expuesta antes sus miles de seguidores. Borrar el mensaje puede parecer la mejor solución, pero tal vez no sea una buena idea, por que, lo que tú has borrado al momento de publicarlo ha pasado por el timeline de cientos de usuarios es muy poco tiempo y ha conseguido viralidad mediante el retweet. Ten en cuenta que una metedura de pata siempre resaltará más que un mensaje bien formado. Borrarlo no vale de nada en algunos casos. A más importante sea el personaje que meta la pata, más difícil será evitar una crisis de reputación online.

Cuando se entra en frentes más mediáticos como la política, los deportes, el temido corazón, etc., un tweet inocente puede terminar costando dinero y muchos dolores de cabeza. El sentido común debe imponerse para controlar lo que decimos en las redes sociales.

La clave del tratamiento con los clientes/agregados en las redes sociales está en encontrar el equilibrio perfecto entre la información que ofreces (siempre veraz) y la interacción con el público. Teniendo en cuenta estos dos factores conseguirás evitar que tus palabras tengan consecuencias no deseadas en el entorno Social.

Leer más

6 Razones para NO tener un blog personal

29 Marzo 2011 , Escrito por Enrique Etiquetado en #...su blog, #...sus reflexiones, #Actualidad y medios, #blog personal, #Blogosfera, #branding personal, #Comunicación y medios, #marca personal, #online, #recomendaciones profesionales, #Redes sociales, #reputacion, #seo personal

Es habitual leer en publicaciones digitales especializadas en temas de marketing online, identidad corporativa, etc. artículos sobre las razones que deben llevarnos a tener un blog personal, cuando hay algo interesante que compartir yo lo recomiendo encarecidamente, pero creo que es necesario un artículo con un enfoque más crítico que podría titularse "Razones para NO tener un blog personal".

De ahí que hoy me anime a escribir sobre las que, en mi opinión, son las peores cosas que podemos hacer por nuestro branding personal cuando tenemos un blog en Internet.

  1. La primera cuestión es que las bitácoras personales, salvo casos muy contados y especiales (famosetes del ámbito rosa o digital, profesionales muy destacados, periodistas enviados especiales, etc.) nunca deben crearse con el objetivo de obtener cientos de miles de visitas. Una bitácora es nuestro escaparate al mundo profesional donde compartimos conocimientos y expresamos opiniones personales, no una publicación que ganará dinero (hay que desengañarse, no te harás rico escribiendo una bitácora).
  2. Esto me lleva a no olvidarme que en Internet nada se olvida y todo queda grabado para siempre, que en ocasiones puede perjudicar radicalmente nuestra identidad digital. Nuestro blog servirá para posicionar nuestro nombre, relacionar con ciertas actividades profesionales y personales y dar a los buscadores pistas sobre nuestra persona. Esto es un punto a favor, pero también un elemento problemático si lo que decimos en la bitácora o redes sociales son cuestiones de poco interés en nuestro devenir profesional.
  3. Si tienes un blog personal sin actualizar desde hace muchos meses, piensa que o te lo tomas más en serio o mejor cerrar.
  4. Si esgrimes opiniones poco respetuosas hacia los demás (por su contenido o por el mero hecho de que escribes cometiendo faltas de ortografía, con léxico descuidado, etc.), mejor ciérralo si todavía estás a tiempo (aparte de instalarte un corrector ortográfico en el navegador web). No es nada positivo para tu posicionamiento y SEO profesional que se relacione tu nombre con contenidos poco apropiados. Ten en cuenta que la sensación que dé tu blog podrá ser interpretada como tu forma de trabajar.
  5. No estar al día en la Web 2.0 o lo que es lo mismo, no contestar comentarios e interactuar con los usuarios, es razón más que suficiente para echar el cierre a una bitácora. La dejadez en los contenidos también afecta a las interacciones con los usuarios y da una sensación negativa sobre tus intenciones como blogger. Si tienes un blog al que no puedes responder los comentarios que van llegando, deshazte de él.
  6. Y las redes sociales no podían faltar en este repaso. Si enlazas tu blog personal / profesional con servicios como Facebook y ahora no cuidas lo que dices allí, mal asunto. No serás ni la primera ni la última persona que se destroza su branding personal por tener un perfil de redes sociales completamente personal (estás en todo el derecho, ojo) abierto al público, sin configurar la privacidad. Las fotos, lo que dices, tus comentarios y otros contenidos estarán al alcance de otros para generar una visión sobre ti.
Todo este entramado de elementos que influyen en la marca personal (SEO, redes sociales, lo que decimos y publicamos, etc.) pueden colocarnos en una posición privilegiada dentro de nuestra posición (buena identidad online es igual a más oportunidades de empleo) o enviarnos a la categoría de profesionales "poco minuciosos" porque "esta persona tiene un blog y no lo actualiza desde hace años". Hazme caso, si tienes un blog personal y cumples alguno de los 6 puntos aquí narrados, una solución óptima puede ser el cierre de tu bitácora.
Leer más

La Feria de Abril y el Networking

27 Abril 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #...sus ratos libres, #abril, #comercio, #Emilio y..., #feria, #fiesta, #ganado, #Networking, #prado de san sebastian, #real, #reputacion, #Sociedad y economía, #Usos y costumbres

La Feria de Abril da comienzo hoy. Tras meses de preparativos, la ciudad efímera y temporal del "real de la feria" ya esta disponible para recibir a los habitantes que durante seis días no esperan hacer otra cosa que beber, comer y bailar. Pero  la feria es un contexto excepcional para practicar networking. No es deformación profesional, que conste, tan sólo una apreciación de alguien que gusta de ser observador. Hay que reconocer que esta fiesta en ocasiones peca de ser un tanto inaccesible. En ciertos lugares no está permitida la entrada si no eres socio, algo poco solidario para el que viene de fuera. Por eso mi recomendación de siempre contactar con contactos sevillanos que nos abran las distintas casetas.

Más allá de esta realidad, el ambiente distendido que reina en las casetas provoca la buena disposición a establecer conversación. Es una buena oportunidad para hacer contactos y cerrar nuevos negocios, pero no es "fiable" cien por cien, ya se sabe que la manzanilla o en su defecto el "rebujito" es la que gobierna en la Feria. Quizás esta tendencia a establecer relaciones junto con los caballos que pasean por el real sea la única reminiscencia de la feria de ganado que originariamente se celebraba en el Prado de San Sebastián, desde 1847. Ubicada en una zona de la ciudad que siendo hoy el centro de Sevilla, en aquella época se encontraba extra radio, durante tres días reunía a comerciantes y ganaderos para llevar a cabo sus transacciones.

No es difícil imaginar las relaciones que desde este mercado de ganado se establecían. La palabra tenía un gran peso a la hora de cerrar tratos, en los que  las recomendaciones y la reputación seguirían siendo conceptos de gran importancia. Con el paso de los años la feria de ganado ha ido sufriendo distintas transformaciones y ocupando otros espacios, hasta llegar a ser lo que hoy es, una feria lúdica.

A modo de cierre comentar una particularidad que se ha dado durante la puesta a punto del recinto ferial este año. A consecuencia de los problemas de desempleo que azota a nuestra país, han sido [email protected] los que han decidido tomar la iniciativa y peregrinar en busca de un puesto de trabajo. La feria siempre es una oportunidad de sacar un buen pico en una sólo semana de trabajo intensivo. y a destajo Lamentablemente no había trabajo para [email protected] y la esperanza ha sido en vano. Empieza una semana de fiesta y [email protected] tenemos derecho a disfrutarla, olvidando durante un rato la palabra Crisis y las vacas flacas que atravesamos y a bailar todo el mundo, que es gratis.

Más en la red:

Leer más