Emilio Márquez

sociedad de la informacion

La importancia de extender el valor de la cultura digital

28 Diciembre 2009 , Escrito por Enrique Etiquetado en #...sus reflexiones, #ayudas, #Efectos colaterales, #Emilio y..., #Información, #olpc, #ordenadores, #sociedad de la información, #tercer mundo

Aquí, en Occidente, todos estamos al tanto de las ventajas que pueden brindar el acceso a Internet y la utilización de ordenadores. Sabemos que en la Sociedad de la Información, cualquier paso evolutivo es clave para garantizar el progreso, y que hoy por hoy, los ordenadores se han convertido en una herramienta más de nuestro día a día.

Sin embargo, esta creencia, aunque nos parezca lo contrario, queda lejos de millones de mentes que residen en el países del conocido como tercer mundo. Incluso no necesitamos viajar muy lejos para conocer que existen zonas deprimidas social y económicamente dentro de nuestra propia morada habitual.

Estar informado y conocer el mundo que nos rodea no es sólo sinónimo de conocimiento, sino que también actúa como garante de nuestra calidad de vida. Incrementar nuestros conocimientos vitales, desde el elemento más simple hasta la teoría más compleja, nos da acceso a uno de los aspectos más importantes de la vida: la capacidad de elección.

Es precisamente esta capacidad la que nos permite decidir qué queremos ser en la vida, la que configura cómo vamos actuar y en qué vamos a invertir nuestro tiempo. Cuando las opciones son nulas o limitadas, todo se resume a parámetros rutinarios y pobres. Poder elegir es conocer que existen opciones más allá de lo establecido.

Buen ejemplo de ello son los resultados del Plan Ceibal, una propuesta realizada en Uruguay para extender la Sociedad de la Información en las escuelas de todo el país. Más de 6.000 niños, niñas y profesores ya poseen sus portátiles adaptados con los que acceder a nuevas formas de aprendizaje y de recepción de información.

Desde el inicio del plan y de acuerdo con la encuesta realizada para valorar su impacto, los jóvenes que gozan de ordenador están cambiando sus hábitos de ocio: las horas de visionado de televisión se han reducido en favor de la conexión con la información. Aunque jugar con el ordenador sigue siendo la actividad predominante, otras actividades hasta ahora imposibles como grabar vídeos, sacar fotografías, escribir o dibujar están creciendo.

Iniciativas como el OLPC, equipo de bajo coste dirigido a acercar la información y el conocimiento a países del tercer mundo, ayudan a conseguir que niños y niñas de todo el mundo adquieran capacidad crítica y aumenten sus opciones a la hora de tomar decisiones.

Más allá de la donación, debemos estar al tanto de sus implicaciones. Y es que saber que aquel chico que reciba un ordenador y que se habitúe a su utilización alcanzará precisamente esa capacidad de decisión. Éste es el logro definitivo que deben pretender todas estas iniciativas más allá de la materialidad del equipo informático o de la conexión a Internet.

Más en la red.

Leer más

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

2 Diciembre 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #ciudadanos, #derechos, #Está pasando, #internet, #libre, #sociedad de la información, #Sociedad y economía

Me sumo al clamor de todo internauta español que más que nunca quiere que impere la "neutralidad de la red" junto con un servicio universal de acceso a internet para todos los ciudadanos. Internet y el acceso a la sociedad de la información debe ser un derecho inalienable de todos los ciudadanos, por encima de cualquier interés económico o particular. ---- Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, muchos periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:
  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.
Leer más