Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

En una gran capital cómo Madrid o Barcelona es habitual que de noche, principalmente en findes de semana, los taxistas pese a estar libres y con su lucecita verde bien brillante, decidan arbitrariamente pasar de largo cómo el que no te ha visto, decidiendo según su propio criterio sobre tus "pintas", el género, edad y sobretodo apariencia son los factores que usan para pasar de largo los taxistas. Pero este hecho de selección arbitraria de clientes es mucho menos habitual en mi ciudad natal, Sevilla. Anoche sábado me ocurrió de forma directa y personal esta forma arbitraria de los taxistas de rechazar clientes,  cuando ya a punto de pillar un taxi que me llevara a casa desde un local de ambiente aledaño a la zona de copas de la Alameda (La Alameda de Hércules de Sevilla de unos años hasta ahora se ha convertido en la verdadera zona de ocio y cultura alternativa de la ciudad), una vez ya avisado un taxi libre que bajaba la calle hacia la puerta del local donde esperaba con el dueño, cuando una vez ambos estuvimos seguros de yo pillar un taxi, nos dimos un abrazo cómo despedida y sorpresa, el taxi una vez parado a mi vera me indica que va a atender otro servicio, arrancando sobre la marcha y me dejó literalmente tirado otros 10 minutos hasta que volvió a pasar otro taxi por la puerta del local que si me llevó a mi casa. Fue un abrazo entre buenos amigos que se conocen de toda la vida lo que hizo que de forma arbitraria decidiera el taxista que no merecía el ofrecerme el servicio público de transportarme de una punta a otra de la ciudad. Parece que la tarifa nocturna, más cara, no compensa lo suficiente a los taxistas, pues no resultó nada fácil conseguir cómo volver a casa. El taxista se quedó sin una buena carrera y yo personalmente no pienso cortarme en mi vida de saludar con cariño y afecto en forma de un buen abrazo a los amigos más cercanos.
Tag(s) : ...su vida personal y amigos, discriminación, homofobia, Sevilla, taxi