Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Veo atónito por Tv que las autopistas de la zona de Nueva Orleans están abiertas en un sólo sentido, salida, una salida masiva y casi en clave de pánico por parte de toda la población que se puede permitir moverse (los inmigrantes ilegales y los pobres serán los únicos que se quedarán para recibir a Gustav). El alcalde de la ciudad ha avisado que la ciudad se cierra y que todo el mundo huya de la zona en lo que es una evacuación masiva. El huracán, en fuerza 5 (con capacidad de destrucción casi total) tocará suelo en norteamérica el lunes noche tras dejar un rastro de sufrimiento y dolor en forma de casi un centenar de muertos en los países del caribe. No quiero olvidar mencionar mi apoyo no sólo a los 11 millones de americanos que van a sufrir el huracan Gustav, sino también hay que acordarse de los millones de indús que están sufriendo el azote de las lluvias monzónicas. Se entiende que un huracán de fuerza 5 puede causar unos daños casi inimaginables, pero, aunque tengo entendido que los diques están más reforzados que cuando arrasó el huracán Katrina, ¿no sería lo suyo que USA hubiera gastado todos los recursos de la mayor potencia del mundo en proteger a su propia población y su propio territorio? Me choca demasiado que se de todo por perdido y la única solución sea ahora pedir a la población que huya. ¿No se tendría que haber dedicado todos los esfuerzos para aguantar un nuevo huracán Katrina? A todo esto, que se produzcan cada poco huracanes fuerza 5, cada vez más potentes y más seguido, ¿seguro que no tiene nada que ver con el daño que le estamos haciendo al clima del planeta? ¿verdad? Porque yo la relación la veo clara, unos océanos cada vez más calientes = tormentas cada vez más energéticas.
Tag(s) : cambio climático, desastre, Efectos colaterales, Está pasando, gustav, huracán, katrina, nueva orleans