Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El pasado 13 de octubre se lanzó la última versión de Open Office, la 3.0. con un gran éxito, tanto que llegó a tirar los servidores habilitados para proveer la descarga de la aplicación. Aunque parezca tonto voy a copiar la definición que la wikipedia da de Open Office, por si algún despistado aún no lo supiera: OpenOffice.org es una suite ofimática de software libre y código abierto de distribución gratuita que incluye herramientas como procesador de textos, hoja de cálculo, presentaciones, herramientas para el dibujo vectorial y base de datos. Está disponible para muchas y diversas plataformas, como Microsoft Windows, sistemas de tipo Unix con el Sistema X Window como GNU/Linux, BSD, Solaris y Mac OS X. También está disponible para Mac Os X un programa similar derivado denominado NeoOffice. OpenOffice está pensado para ser compatible con Microsoft Office, con quien compite. Soporta el estándar ISO OpenDocument con lo que es fácil el intercambio de documentos con muchos programas, y puede ser utilizado sin costo alguno. OpenOffice.org posee como base inicial a StarOffice, una suite ofimática desarrollada por StarDivision y adquirida por Sun Microsystems en agosto de 1999. El código fuente de la suite fue liberado en julio de 2000, con la intención de hacer frente al dominio en el mercado de Microsoft Office proporcionando una alternativa abierta, de bajo costo y alta calidad. El código fuente de la aplicación está disponible bajo la licencia LGPL. Bueno, depués de la aclaración, la pregunta que nos viene a muchos es si este paquete ofimático será lo suficientemente bueno para las empresas. Después de un poco de investigación he de decir que sí, al menos para la mayor parte de trabajos -proceso de textos, presentaciones u hojas de balance. La compatibilidad con Microsoft Office no es un problema, a menos que utilice macros sofisticadas en el documento. Además, OpenOffice ofrece características no presentes en Microsoft Office como la conversión automática de datos a formatos PDF o Flash. De hecho una de las grandes novedades del paquete es la ampliación de la compatibilidad a formatos que en las versiones anteriores, aunque la lista era realmente impresionante, no cubría. En la nueva versión esta lista se hace aún mayor, y además la compatibilidad con cada uno de ellos se ha mejorado de manera sustancial. Por citar los más importantes, se pueden editar documentos PDF (en sus posibles diferentes versiones), y sobre todo se puede trabajar con ODF 1.2, el estándar ISO de documentos ofimáticos, así como con OpenXML, el famoso formato de Microsoft Office 2007 que tanto ha dado que hablar al haber sido incorporado por ISO como estándar, con el consiguiente malestar de mucha gente a la que relacionar Microsoft y Estándar les causa urticaria. Esto permite entre otras cosas poder trabajar sin problemas con Openoffice y pasar documentos a nuestros clientes, proveedores o amigos sin temor a que no puedan abrirlo y sobre todo no puedan verlos tal como los creamos originalmente. Junto a la mencionada Interoperatividad se ha venido prometiendo una novedad que en nuestra opinión marcaría una línea clara de evolución de este tipo de herramientas: Openoffice 3.0 se podría integrar con Google Docs, así como con Wordpress, y otras herramientas online. No hemos podido comprobar esta funcionalidad en detalle, pero esperamos contar avances pronto. Otra novedad significativa que lleva la versión 3.0 para el ámbito empresarial, es la posibilidad de compartir una hoja de cálculo con otros usuarios de una forma muy simple, facilitando que varias personas puedan trabajar sobre un único documento. La misma herramienta de compartición previene los conflictos de actualización. Cuando cargamos el programa, el primer elemento que nos da la bienvenida es el llamado “Start Center”, una pantalla a partir de la cual podemos crear un nuevo documento de cualquier de los módulos incluidos (procesador de textos, hoja de cálculo, presentaciones,…) o abrir un documento ya creado. Otras novedades que presentará OpenOffice 3.0 son:
  • Posibilidad de ejecutarse de manera nativa sobre Mac OS X sin necesidad de X11.
  • La interfaz gráfica incluye nuevos iconos más pulidos e intuitivos.
  • Inclusión de soporte para VBA (Visual Basic for Applications) en la herramienta Solver, que en esta nueva versión también se habrá potenciado. Solver permite al usuario resolver problemas suponiendo unos valores fijos para una serie de celdas mientras se varían otras.
  • En la hoja de cálculo soporta hasta 1024 columnas frente a las 256 tradicionales. La denominación de las columnas que superan el código ZZ se realiza con tres letras (AAA hasta AMJ).
  • El procesador de textos puede mostrar varias páginas simultáneamente, una capacidad especialmente útil en sistemas con más de un monitor.
  • Mejora en el sistema de notas incluidas en los documentos de Writer.
Si hay que poner algún pero, en nuestra opinión el más importante es que le sigue faltando un cliente de correo comparable a Outlook. Los que usamos el paquete de SUN debemos instalar Thunderbird, que teniendo muchas ventajas, sigue estando un escalón por debajo de MS Outlook en muchos sentidos. Por otro lado el modelo de código abierto que pone a disposición del usuario y del desarrollador Openoffice tiene ventajas que esperemos que con la versión 3.0 se potencien. La más clara es la posibilidad de incorporar Extensiones realizadas por terceros para completar funcionalidad no nativa. Algunos ejemplos actuales de estas extensiones son diccionarios de muchos idiomas, plantillas avanzadas, herramientas de informes avanzados para la base de datos, etc. Enlaces relacionados: Post en coredacción entre Ángel Barbero y Emilio Márquez de Networking Activo.
Tag(s) : Está pasando, Internet, humor y tecnología, novedades, ofimática, open office, open office 3.0, openoffice.org, Preguntas y respuestas