Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Noticia que he leído esa semana, "España exporta el botellón a Italia". Al parecer los estudiantes italianos Erasmus, que tienen la suerte de residir en nuestro país durante unos meses no sólo adoptan nuestras costumbres el período que pasan aquí, sino que se lo llevan de vuelta a casa. Que sea el "botellón" la costumbre que impongan en ciudades como Roma, es algo que no gusta  a las autoridades, anunciando la puesta en práctica de medidas para acabar con estas reuniones alcoholicas.

El "botellón" es un fenómeno social al parecer made in Spain, como la siesta o la tortillas de patatas. Una práctica que tiene su razón de ser por el clima tan benévolo de nuestras ciudades, que pierde todo el sentido cuando se convierte en una actividad de masas que perjudica a ciertos sectores de la ciudad. Es por esto que ser los padres del "botellón" no nos debería hacer sentir tan orgullosos como ser los exportadores de algo tan sano y placentero como la siesta.

Sin embargo culpar a los jóvenes que han estudiado en España, me parece simplificar demasiado. Que a los jóvenes italianos les guste reunirse en alguna de las magníficas plazas italianas a beberse un "cubba" no es extraño. Y no crean que se les ha ocurrido ahora... en la bella ciudad italiana de Perugia hace años que los universitarios se reúnen en la plaza principal para disfrutar de la fría brisa y una buena birra, y esto no se lo hemos enseñado nosotros.

Al parecer las medidas introducidas, similares a nuestra ley anti-botellón en vigor en algunas comunidades españolas, consisten en no poder consumir alcohol en las calles después de las 21.00 y no servir copas después de las 2.00. La "movida" romana y los locales de ocio parecen haber reaccionado bien a ellas, y el pasado fin de semana la situación fue más ordenada. La presencia policial habrá sido necesaria, pero hay que reconocer, que los ciudadanos italianos son más disciplinados a la hora de acatar leyes nuevas, que interfieren en costumbres bien arraigadas. La ley antitabaco  entró en vigor en el 2005 y de un día para otro el tabaco desapareció por completo de los lugares públicos. Aceptaron sin mayor polémica que el cigarrillo se fumaba en la puerta del local, haciendo de la ley un verdadero cambio de hábitos en la sociedad italiana. Veremos si con la ley "anti-botellón" tienen la misma suerte.

Más en la red:

Tag(s) : alcohol, antitabaco, aprobar, botellon, costumbres, Efectos colaterales, Erasmus, estudiantes, italia, jóvenes, ley, Política internacional, Usos y costumbres