Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Uno de los puntos que siempre salen a debate cuando se habla sobre redes sociales es la presencia obligatoria para profesionales y marcas en estas plataformas. Algunos piensan que estar en Facebook o en Twitter se debe hacer "porque sí". Es lo que puede ser considerado como una obligación. Pero los tiempos cambian.

El público se ha posicionado en estos territorios de forma efectiva, porque ha encontrado hueco en un espacio que hace menos de una década no existía de forma masiva. Las marcas ya no están obligadas a estar en las redes sociales, sino que lo necesitan para crecer en varias direcciones.

Tener presencia en Facebook no debe ser una obligación, sino una necesidad. Debemos estar en la red social porque nuestro público objetivo se ha habituado a ellas, no porque sí. Piensa que la navegación en Internet y sus hábitos han cambiado: ahora pasamos más tiempo consultando las redes sociales con el móvil, la tableta y hasta la tele que en el ordenador.

Los hábitos de navegación han mutado hacia los nuevos dispositivos, dejando en cierto modo al margen al formato web tradicional, que ha quedado relegado al PC, en uso durante las horas de trabajo y cada vez menos en tiempo de ocio, y se ve obligado a transformarse para adaptarse a estos soportes como las tabletas y los móviles.

Si un usuario pasa buena parte de su ocio digital navegando por Facebook, ¿cómo vamos a descartar tener presencia en esta red social con nuestra marca? La única forma de aumentar nuestras posibilidades de llamar su atención están en contar con seguidores que fomenten nuestros contenidos en la red social, y para ello necesitamos una estrategia.

Piensa que en ese caminar entre muros comunes, la probabilidad de que acabe recibiendo un mensaje de tu marca es alta a medida que ganes seguidores fieles en su círculo. Necesitas expandir tu marca en las redes sociales con una estrategia específica para estos nuevos soportes, algo que solo se consigue tomándolos en serio y reconociendo su potencial.

Toda marca tiene la obligación de estar al tanto de las tendencias, de conocer qué se cuece en el sector de la información e Internet, para adaptarse a los nuevos soportes. No por obligación, sino por la necesidad de no perder al público que migra de un lado a otro. Hoy día, es muy fácil perder el ritmo. Nuestra única obligación es no quedarnos fuera de juego.

Estar en las redes sociales: de obligación a necesidad

Estar en las redes sociales: de obligación a necesidad

Tag(s) : Redes sociales, marketing