Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

La palabra Networking procede de termino inglés network, “Red de trabajo”. De ahí que la persona que teje dicha red sea denominada “networker. En el entorno empresarial y personal se conoce por Networking al proceso interactivo mediante el cual el networker y la persona o grupo implicados establecen una red de contactos. Se trata de intercambiar información y contactos, y de establecer relaciones con personas que compartan intereses profesionales comunes.

Desde hace años el Networking es una práctica que se lleva a cabo en nuestro país, en ocasiones, bajo el más absoluto desconocimiento.

En España, debido a su carácter, el networking siempre ha estado a la orden del día. Aunque por desgracia ha tardado en instaurarse de forma profesional, desde hace años se ha practicado una fórmula en nuestro país, basada en la conexión entre conocidos.

Un ejemplo claro: Si se te pinchaba una rueda en un pueblo, no había más que recurrir a los “contactos” de un amable lugareño, para que te indicara donde cambiar la rueda. Otro vecino, seguramente te señalaría también donde pasar noche, y algún otro donde cenar.

Sin embargo el término networking, de forma profesional, no ha comenzado a ser utilizado hasta hace unos años. Su evolución, además, ha llegado como muchos otros avances y materias nuevas, impulsado por Internet. La red ha sido siempre pionera en la evolución de muchos conceptos que han ayudado al mejor desarrollo de los negocios, y ésta no ha sido una excepción.

El coaching o entrenamiento para directivos, por citar un ejemplo, sufrió un período de transición de una lentitud similar en su proceso de implantación. Del mismo modo, el networking ha entrado con paso prudente en nuestro país, hasta abrirse paso en el mundo de los negocios. Pero poco a poco, a día de hoy, ha llegado a implantarse como una herramienta utilizada por la mayoría de los profesionales, especialmente los relacionados con las nuevas tecnologías para potenciar sus negocios. En la actualidad, la mayoría de los grandes congresos y eventos desestiman una copa de clausura o una cena de gala, por un apartado de networking, con la misma estructura, pero con un sentido más práctico y útil: obtener contactos interesantes.

En toda gran feria, jornada, congreso, que se precie, contamos hoy en día con tiempo para comer y hacer networking. Y lo que es mejor, podemos hacer networking con profesionales cercanos a la industria en la que nos movemos.

Todos hemos oído hablar de él, conocemos sus efectos, pero ¿Qué es en realidad el Networking?

El Networking es una filosofía que consiste en el establecimiento de una red de contactos profesionales que nos permite darnos a conocer a nosotros y a nuestro negocio, escuchar y aprender de los demás, encontrar posibles colaboradores, socios o inversores. Se trata de intercambiar información y contactos, y de establecer relaciones con personas que compartan intereses profesionales comunes. Hacemos networking para avanzar en nuestra carrera, para expandir nuestro negocio, para aumentar nuestra visibilidad y para mejorar nuestra red de contactos.

El Networking Permite acceder a personas interesantes o que pueden interesar en el futuro, pero que aun no se conocen. Para ello se utilizan contactos actuales que pueden dar acceso a sus redes sociales.

A efectos prácticos, el networking es algo imprescindible si quieres dar a conocer tu marca o empresa. Es una herramienta primordial para conocer nueva gente que está en el mismo mercado que nosotros.

Networking Online

El Networking se puede practicar de dos maneras fundamentales: la forma online a través de las aplicaciones web de redes sociales profesionales más conocidas, como son LinkedIn (con mayoría de usuarios anglosajones) o Xing (con mayoría de usuarios alemanes y españoles). Entrar a formar parte de estas redes sociales profesionales web implica el acceder a practicar networking con millones de usuarios que están registrados en esas redes.

La comunicación en redes online es muy sencilla, gracias a sistemas de mensajería propios, aunque no se dejan de lado el teléfono o el correo electrónico como herramienta de contacto.

Networking Offline

Como hemos dicho, Intenet abrió un camino al desarrollo del networking en todo el mundo, y estas redes sociales online, fueron las culpables de popularizar el término, pero sobre todo de dotarlo de profesionalidad y sentido práctico.

En la vertiente offline, por el contrario, se inicia la práctica del Networking a través de eventos creados con tal fin. En ellos se produce un primer contacto, un intercambio de tarjetas de visita, un saludo, una presentación, etc, que abre la veda a una segunda comunicación que nos dote de más información sobre nuestro interlocutor.

Otro sistema para entablar Networking es gracias a un tercero: un contacto te llama para presentarte a un conocido suyo, pensando en que puede ser útil que os conozcáis por un motivo comercial, colaboración, inversión, etc.

¿De dónde sale eso del Networking?

EEUU ha sido uno de los países pioneros en el desarrollo del networking y las redes sociales como tal. Alemania e Inglaterra (especialmente el país tudesco), son también ejemplos de conectores natos. Las relaciones y la comunicación con otros empresarios son básicos para ellos. A pesar de la frialdad con la que se les caracteriza habitualmente, son los alemanes los que mayor número de contactos poseen en las redes sociales online, con mucha diferencia, no hay más que echar un vistazo a la conocida red social profesional privada Xing.com.

¿Qué diferencia un evento de Networking de otro que no lo es?

A diferencia de otros eventos, los congresos de networking se basan en el contacto entre sus asistentes, en crear una red (de ahí su nombre). Son eventos donde los profesionales pueden conocer a otros profesionales, intercambiar ideas, obtener información de otras vías de negocio, e incluso llegar a colaboraciones futuras.

En otros eventos convencionales los asistentes toman un rol pasivo de recepción de información, ya sea vía ponencias, workshops, stands, etc. En los eventos de networking, por el contrario, se requiere de la colaboración de forma activa al completo de sus asistentes.

Las ventajas para los empresarios que asisten a eventos de networking son, por tanto, directas, en forma de toma de contacto con empresas con las que puede colaborar de forma inmediata. Desde una primera toma de contacto, hasta conocer en mayor profundidad la labor de otro profesional con el que quiera colaborar, son algunas de las interacciones que se pueden obtener en una jornada de este tipo.

Cualquier asistente, puede, por otra parte, aprender y madurar de las ideas y negocios de otros. En muchos casos los eventos de networking desembocan en brainstormings (proceso de lluvia de ideas), resulta de las charlas entre empresarios de diferentes o iguales áreas.

Hay que tener en cuenta, además, que las redes sociales son tejidos compuestos por contactos. Puede darse el caso de que a un evento de networking no asista el empresario específico con quien te interesaría llegar a negocio o colaboración final. Pero sí puedes conocer a alguien que te ponga en su camino. Las personas que asisten a eventos de networking suelen estar predispuestos a jugar a su vez como agentes conectores, con lo que los resultados de obtener contactos fructíferos se multiplican.

A día de hoy La mejor forma es sin duda en eventos con relación a nuestra industria, donde siempre se deja un tiempo para comer y hacer networking

¿Cómo se practica Networking?

La actitud es la base de todo:

En primer lugar estudia si realmente quieres ir a un evento de networking; por qué quieres hacerlo; y qué quieres comunicar una vez allí. Pero eso sí, una vez que vayas procura mantener un carácter afable. Mostrar malhumor o mal carácter va a perjudicar seriamente tu imagen.

Hay otro punto muy importante, que es a quién quieres comunicar, o a quién quieres conocer. Llevar los deberes hechos desde casa ayuda mucho: algunos eventos de networking ponen a disposición de sus asistentes un listado de las personas que acudirán. Con esta lista en la mano, estudiada, valorada, y con una selección previa, te será más fácil focalizar tus esfuerzos. No puedes conocer a cien personas a la vez en profundidad. Divide y vencerás.

Busca foto de los asistentes con quienes más te interese contactar, así podrás ir a caso hecho. Y si nutres la lista de los elegidos con información sobre ellos, podrás además saltarte las preguntas innecesarias (cuyas respuestas ya habrás obtenido), y obtener una caza de contactos mucho más fructuosa.

Ahora viene la segunda parte: romper la timidez. Si lo piensas bien, todo el mundo ha acude a un evento de networking para hacer networking, por lo que no resultará en absoluto extraño que te acerques a alguien para entablar una comunicación. Es más que probable que no solamente no piensen que estás loco o que eres un descarado, sino que dominas la situación.

Hagamos las cosas de forma ordenada: Presentarte brevemente puede ser un buen comienzo. No te enrolles, ni seas un telegrama. Tu nombre, tu cargo, tu empresa, y si lo ves oportuno puedes incluir dos líneas que definan tu ocupación. Tu interlocutor, con toda seguridad obrará de la misma manera. A partir de aquí puede tener lugar una conversación basada en la industria en la que estéis trabajando.

Una vez finalizado el evento, es necesario mantener la comunicación de forma regular. Sin caer en el spam, eso sí, pero no olvidando escribir de vez en cuando, para no perder el contacto. De ser así, todo el evento de networking habrá sido infructuoso desde un principio.

Principios básicos para obtener éxito a través del Networking

Como en muchas otras materias, no hay una varita mágica para lograr el éxito, pero sí hay actitudes que ayudarán a acercarse a él. Lo más importante es, sin duda, la predisposición para establecer contactos, lanzarse a hablar con posibles contactos que resulten interesantes.

Es tan importante escuchar a qué se dedica tu interlocutor como presentarte de forma concisa pero completa. De este modo sabrás si hay alguna vía de negocio posible con esta persona, y asimismo, tu posible contacto conocerá los puntos más importantes que tú le facilites.

Son tres los pilares básicos en Networking:

Enfatiza qué quieres dar a conocer, y cambia tu discurso según la persona. Depende del profesional con el que hables podrás colaborar en un ámbito u otro. Elige tu discurso.

Igualmente sé selectivo con las personas que quieras conocer. Es muy bueno si vas a un evento de networking revisar las listas de asistentes para seleccionar con quienes quieres entablar comunicación.

Y por último, recuerda mantener el contacto con las personas que conozcas en los eventos de networking. Si no mantienes una comunicación regular con ellos, es más que posible que la primera toma de contacto se olvide y se esfume.

Decálogo del Networking

Y diez los consejos básicos que aportan Networking Activo y Rosaura Alastruey, responsable de ProyectosTIC:

1. Establece tu estrategia personal. La red de contactos debe basarse en una estrategia personalizada y unos objetivos concretos. Mi estrategia no tiene porque servirle al vecino.

2. Selecciona la red(es) más adecuada(s). Existen muchas redes sociales, pero tienes que escoger aquella(s) que se ajuste(n) más a tus necesidades y expectativas. Se recomienda un promedio de 2/3.

3. No pagues sin valorar. Sería como poner puertas al campo. Las redes no deberían contemplar peajes que, además, pueden restar valor y frenar su crecimiento.

4. No fomentes agrupaciones elitistas. No todos los contactos son iguales, pero todos son importantes. La esencia del mundo Web 2.0 es la apertura de las relaciones sociales, sin jerarquías ni discriminaciones. Todo el mundo nos aporta valor.

5. Sé sincero en la presentación de tus datos. En el mismo instante en que falseas los datos, la red pierde su objetivo y razón de ser. Ten muy en cuenta lo importante que es disponer de fotografía.

6. Actualiza el contenido de tu perfil. Es un elemento clave que el resto de la comunidad pueda estar al día de tus inquietudes, proyectos, aptitudes, iniciativas y expectativas. Aprovecha siempre el espacio que se te proporciona.

7. Respeta la privacidad. Trata de encontrar el equilibrio entre la inteligencia colectiva y el riesgo de revelar ciertos datos personales.

8. Involúcrate y sé proactivo. Participa activamente en las iniciativas que surjan en el seno de la comunidad. E incluso, atrévete a proponer de propias.

9. No agrupes contactos sin criterio. El networking no es una competición por conseguir contactos. No te dejes llevar por ese deseo irrefrenable de hacer crecer sin control tu red. Ellos también te lo agradecerán.

10. Cultiva tus contactos. Potenciarás el abanico de oportunidades, tanto para ti como para tus contactos. Es tan importante construir tu red como mantenerla adecuadamente. De hecho, es así como realmente ésta se retroalimenta.

Tag(s) : Charlas libres sobre negocios, Networking, red social, Redes sociales, relaciones sociales