Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Barack Obama, ha sido ungido entre miles de seguidores dispuestos a todo, de la mano de los media cómo nunca antes (Tv e Internet) en la convención demócrata cómo el candidato demócrata para las eleeciones presidenciales USA 2008. Hace 45 años Luther King habló de igualdad y hace 40 años Kennedy predijo que habría tarde o temprano un presidente negro en norte américa. Demasiado tiempo ha tenido que pasar para que la oportunidad única de un cambio real se presentara. Esta posibilidad, d e contar con un candidato negro, hispano o mujer debería haber ocurrido mucho antes, sobre los años 80 o 90, pero parece que el horno no estaba listo para cocinar algo así. Hasta hoy, ser hombre, blanco y de profundas convicciones religiosas era indispensable para posicionarse al puesto de presidente de Estados Unidos y por ende, presidente, casi, de toda la humanidad. Obama (con el respaldo de los hombres y los votantes afroamericanos) consiguió derrotar a la candidata Hillary Clinton (que era la preferida del electorado hispano y de las mujeres), perdiendo así la oportunidad de ser la primera candidata a ser presidenta. Pero una vez asumida la derrota Hillary ha cerrado filas de forma ejemplar con Obama (en parte por obediencia en favor de la estabilidad del partido y en parte porque necesita estar a bien con el candidato, si o si). Quedando la duda de si el electorado seguidor de Hillary apoyará o no al candidato Barack Obama, fueron unas primarias demasiado sucias y sangrientas con prácticas de guerrilla de tierra quemada que hicieron mucho daño a todos los bandos. Y precisamente, conociendo el conflicto a veces muy visible entre las minorías negra e hispana (esta última muy pronto será la GRAN minoría en USA), veo muy complicado que vuelva a ocurrir en el futuro que un candidato sea afroamericano por cualquiera de los dos partidos, por el creciente peso del voto hispano si vuelve a presentarse un candidato perteneciente a una minoría en el futuro, esta será hispana, quién sabe si de parte del partido republicano (el cual disfruta en mayor grado del favor y entusiasmo del voto hispano). Por esto afirmo que la oportunidad de Obama es, única para cambiar su país y el mundo. Tal vez no vuelva a ser posible ver un candidato cómo él. El tiempo dirá. Por cierto, suerte, Obama.
Tag(s) : barack obama, candidatos, clinton, eeuu, elecciones, hillary, hispanos, Obama, Política internacional, presidente, usa