Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Los gobiernos ante la dramática situación que atraviesan sus economías, han decidido intervenir inyectando capital público. Con estas acciones no queda duda que la crisis es real y gana en gravedad. Países cuyas economías estan basadas en el neoliberalismo como EE UU, se ven obligados a dar la espalda a sus sistemas para salvar la situación. También Europa ha decidido intervenir para rescatar de la quiebra a sus bancos, adoptado las medidas que interesan al mercado de cada país de la UE.

La intervención europea, en palabras de Sarkozy "no es para hacer un obsequio a los bancos sino para mantener el funcionamiento de nuestras economías". Los gobiernos del Viejo Continente comprenden las críticas que se lanzan desde la opinión pública, y los estados miembros han prometido proteger los intereses de los contribuyentes y garantizar que sean los accionistas los que carguen con las consecuencias.

No parece razonable que los ejecutivos y directivos de los bancos se marchen con los bolsillos llenos de dinero del contribuyente. Razón por la cual desde países como Francia o Alemania se prevé regular la situación salarial desorbitada que alcanzan los altos cargos de la banca. Holanda es el primer país hasta el momento que ha adoptado medidas fiscales para prevenir los excesos.

El plan estadounidense presenta algunas similitudes con respecto al europeo, como la inyección de capital comprando acciones y activos, y avalando el préstamo entre los bancos. Además el Estado será copropietario de las entidades intervenidas, lo que le permitirá beneficiarse cuando los bancos vayan mejor.

Tras el anuncio este fin de semana de medidas estatales, que inyectarán una importante cantidad de dinero en las economías, las bolsa mundiales han respirado aliviadas. Los mercados parecen mirar con optimismo y esperanza a estas interveciones. No hay duda que la crisis aunque preocupa también nos tiene muy entretenidos.

Entradas relacionadas:

Tag(s) : crisis, crisis económica, crisis financiera, economía, economía mundial, Efectos colaterales, El cambio de modelo económicos, intervencionismo estatal