Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El Euro ya ha cumplido 10 años, aunque a muchos nos suena que lleva menos tiempo con nosotros y no es porque el tiempo pase muy rápido (que lo hace), sino porque, aunque el Euro comenzó a utilizarse en las transacciones electrónicas a partir del 1 de enero de 1999 (en realidad el 4 de enero porque ese fue el primer día laborable en 1999), hasta el 1 de enero del 2002 no se produjo la entrada física de las monedas o billetes en nuestros bolsillos.

Esta diferencia de fechas se debe, sobretodo, al periodo necesario para fabricar nuevos billetes y monedas, planificar la retirada de las antiguas divisas y la preparación de todo el equipamiento necesario (bancario, de máquinas, etc) para el cambio. Durante un tiempo (en España fueron 2 meses), coexistieron ambas monedas, aunque los comercios tenían la obligación de devolver únicamente euros e ir retirando las monedas y billetes antiguos. Actualmente existen 295.000 millones de pesetas sin canjear en nuestro país. Este cambio se puede hacer, de por vida, en el Banco de España

Desde 1993, cuando se firmó el Tratado de la Unión Europea, se pensó en crear una moneda única que, en un primer momento, se llamaría ECU. Las ventajas que presentaba eran numerosas: evitar el cambio de divisas, eliminar costes de conversión, la fuerza de una moneda única para 300 millones de ciudadanos…Actualmente se utiliza en 15 países y este 2009 lo empieza a utilizar Eslovaquia.

Para poder entrar en el euro, los países que estuvieran interesados debían cumplir los llamados criterios de Maastricht: inflación, déficit y estabilidad de tipo de cambio.

Post elaborado por Alberto Ruibe.

Tag(s) : aniversario, billetes, Charlas libres sobre negocios, déficit, divisas, Está pasando, euro, europa, inflación, Moneda, tipo de cambio, Usos y costumbres