Emilio Márquez

Fármaco Yondelis en Suiza

8 Febrero 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #...sus reflexiones, #cancer, #Charlas libres sobre negocios, #comercializar, #fármaco, #PharmaMar, #Suiza, #Usos y costumbres, #vacuna, #Yondelis, #Zeltia

Yondelis es el nombre que recibe un farmáco para tratar el sarcoma de tejidos blandos, relacionados con un total de 50  tumores. Esta marca pertenece a PharmaMar, filial del grupo español  Zeltia, que ya ha recibido la licencia en treinta países europeos para comercializar el fármaco. A este grupo de países se une Suiza, que recientemente ha concedido la licencia a través de la Agencia Suiza para Productos Terapeúticos.

Que sea un producto farmaceútico español el que logre abrirse mercado en toda Europa, es un motivo para estar contentos. Demuestra que aunque insuficiente, cierta inversión en investigación se está llevando a cabo, con resultados satisfactorios. Que además interviene en enfermedades, tan crudas como el cáncer.

En media de esta crisis global, el sector farmaceútico sin ser de los más afectados también ha prescindido de cierto número de puestos de trabajo. Sin embargo desde distintos organismos se anima a la industria farmaceútica a convertirse en fuente de empleo y potenciar el I+D, como motor que nos haga salir de la crisis.

Que un fármaco antitumoral haya nacido en los laboratorios farmaceúticos españoles es un importante logro, que se comercialice en 30 países  europeos, es agua fresca en los tiempos que corren, pero que permita prevenir una enfermedad como el cáncer, es tan grande, que hace sombra a todo lo demás.

Más en la red:

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

José Marcos 07/10/2012 09:47

Hola Emilio, muy interesante y sí, la industría farmaceútica es un gran motor de expansión y creación de nuevos puestos de trabajo. Sólo que al igual que otras industrias, debido a la globalización y los altos costos de la Investigación de los fármacos ha llevado a la creación de nuevas empresas. Organizaciones que no desarrollan nuevos porductos, y mucho menos investigan, asi que sólo comercializan las marcas; es el caso de todos los productos genéricos (mísma sal, diferente nombre comercial).
España destina un alto porcentaje del PIB en investigación y desarrollo, por lo que debería ser en su caso una gran comercializadora, al menos en Europa y no dejar el departamento comercial a las grandes multinacionales.