Emilio Márquez

La noche en que España no durmió

23 Febrero 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #...sus reflexiones, #23 F, #congreso, #democracia, #diputados, #españa, #golpe de estado, #Gutierrez Mellado, #transicion, #Usos y costumbres

Yo ya había nacido, tenía tres años y medio cuando aquel 23 de febrero de 1981, nuestro país tembló durante unas horas. Tengo recuerdos vagos, unidos la mayoría de ellos a historias que me han contado posteriormente, recuerdo apenas que la televisión no ofrecía los contenidos de siempre. Posteriormente, los medios de comunicación siempre se han encargado  de hacernos recordar lo que ocurrió en el Congreso de los Diputados y lo que aquello simbolizó en mitad de la Transición Española.

En las últimas semanas, se han emitido por televisión series y documentales relacionados con aquellos acontecimientos históricos. Al parecer, han logrado un gran éxito de audiencia, demostrando una vez más el gran interés que suscita este episodio de la historia española. Quizás porque es reciente, y [email protected] lo guardan en la memoria con nitidez, o porque ocurrió en un momento muy importante para el antes y el después de nuestro país en el último siglo, porque existen imágenes y testimonios en directo del asalto al Congreso, o por otros muchos posibles motivos, que han provocado que el 23 F sea comentado hasta la saciedad.

Admito disfrutar con el estudio de aquella época. Me gusta la historia y hay que reconocer que aquellos años para nuestro país, supusieron una bocanada de libertad que durante 50 años había estado vetada. Muchos españoles de aquella época creían en la democracia y estaban dispuestos a implicarse para lograr dar a España una Constitución. La noche del 23 F, el país vivió durante algunas horas bajo la incertidumbre, pegados a la radio, con la esperanza en que todo se resolviese.

De entre todas las personas que protagonizaron aquel episodio, el teniente general Gutierrez-Mellado alcanzó mayor protagonismo. La histórica escena que grabaron los cámaras de televisión española, a pesar de la delicada y peligrosa situación, muestran la valentía con la que se enfrentó a los golpistas armados. Los políticos a los que queda ligada para siempre la Transición, fueron el resto de protagonistas de aquellos días.

Esta noche imagino que serán varias las emisoras encargadas de tratar el aniversario del 23 F. En esta ocasión no tengo intención de sentarme delante de la tele, se suficiente y tengo cosas que hacer. Pero no quería dejar de escribir en mi bitácora, en homenaje a los que en aquellos años se comprometieron con la democracia. No sólo a los que formaban parte de la vida política, sino a los españoles que ejercieron su derecho al voto por primera vez con la satisfacción y la alegría de quién valora lo que eso significa.

Más en la red:

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Emilio Marquez 07/10/2012 09:47

@Pau Jané, para saber las implicaciones de la red en momentos de alta agitación habría que mirar por ejemplo qué ha ocurrido con las manifestaciones sociales en Tailandia donde el gobierno lo ha pasado muy mal por una facción opositora.
Nos cae muy lejos tal vez para disponer de más información y detalle.

El 23-F en las redes sociales « Xavier Molina Ullastre - Networker, Social Networks, 2.0, SMO, Networking, eventos, Networkingoffline, 07/10/2012 09:47

[...] Fuente: emiliomarquez.com [...]

Pau Jané 07/10/2012 09:47

Hola, Emilio,
Soy mayor que tú, así que a mí me pilló en el Instituto. Recuerdo estar toda la noche oyendo con la radio de onda corta emisoras de radio en español que emitían desde el extranjero. Su información era para estar realmente asustado: Comunicaciones cortadas, aeropuertos cerrados, ...
¿Qué hubiera pasado de tener lugar el intento de golpe de estado veinte años más tarde, ya con un Internet consolidado? ¿Hubieran ido los golpistas a cerrarlo, como hicieron con la tele, o hubieran pasado de largo por encima de este medio por ignorarlo o no entenderlo? No lo sé. Puede ser un buen ejercicio de política-ficción.