Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

La semana pasada en Francia se convocaba una huelga general, siendo la segunda en un intervalo de mes y medio. Con esta huelga general se pretendía hacer llegar a Sarkozy el descontento de una población que no ve con buenos ojos las medidas que se están implantando para hacer frente a la crisis. El lema de las manifestaciones "El pueblo antes que los banqueros" deja traspasar el desacuerdo de los ciudadanos ante unas medidas anti crisis que consideran que protege a los bancos y a la grandes empresas, abandonando a su suerte a los verdaderos perjudicados de la situación, la población que se encuentra desempleada o con un salario insuficiente.

Cuando se habla de una huelga general, hablamos de un paro en la mayoría de los sectores. En Francia los medios de transporte fueron los primeros en sumarse a las protestas, teniendo en cuenta lo que conlleva no disponer de la infraestructura que nos permite la movilidad. Profesionales vinculados a la sanidad, a la educación, inmigrantes que están viendo sus derechos vulnerados, comerciantes...se han sumado al grito contra el Gobierno de la república.

También en nuestro país se han organizado huelgas generales en estos más de treinta años de democracia que llevamos. Detrás de una huelga general se encuentran los sindicatos y federaciones de trabajadores que se organizan para exigir cambios y medidas que acaben por beneficiar a los que ellos representan. El derecho de huelga viene recogido en la Constitución española en el art.28.2. , como derecho fundamental y aunque ha de ser anunciada previamente no requiere de ningún consentimiento previo.

Me gustaría aprovechar para abrir un debate donde cada cual exponga su opinión acerca de la efectividad de las huelgas generales. Sin perder de vista que es un derecho del que disponemos, hay que reconocer que una medida de esta magnitud significa un parón en la industria y el comercio con consecuencias para la economía de un país. Si estas propuestas terminan con la consecución de lo reivindicado, entonces tal vez haya merecido la pena presionar mediante una huelga general, sin embargo el pasado nos demuestra que en ocasiones estas huelgas no acaban por lograr nada. Sólo un trastorno que termina afectando de nuevo en los mismos. Sin ir más lejos, recuerdo algunas de las huelgas que me afectaron como estudiantes, en las que fueron días de clase los que perdimos para reivindicar una serie de medidas que nos afectaban directamente, y sin embargo las reformas siguieron su curso como si nada y nosotros nos quedamos sin asistir a la escuela y aprender.

Más en la red:

Tag(s) : ...sus reflexiones, crisis, desempleo, economía, Francia, huelga general, Política internacional, protesta, reivindicacion, sarkozy, sindicatos, Usos y costumbres