Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Durante todo el mes de mayo se celebra el "mes de la persona emprendedora" en nuestro país. Desde determinadas ciudades se están organizando distintas iniciativas para impulsar y apoyar la acción de emprender, de hecho emprender puede suponer una forma de enfrentarse a la crisis. Desde este mismo bitácora me he declarado un entusiasta y ferviente defensor de intentar desarrollar tu propio proyecto. En esta ocasión puedo predicar con mi ejemplo, ya que son muchos los proyectos en los que me encuentro inverso (Networking Activo, Yunu, etc) y más, que aún sólo son ideas a la espera de tomar cuerpo.

Sin embargo en esta entrada he querido resaltar una realidad que en ocasiones tiende a quedar oculta bajo el masculino genérico, la emprendedora. La mujer emprendedora sigue siendo minoritaria, sin embargo comienza a observarse una importante y cada vez más numerosa presencia de mujeres que se aventuran a materializar su proyecto. Por cuestiones culturales, las mujeres desde siempre han permanecido ajenas en la mayoría de los casos a los contextos profesionales. Afortunadamente esta situación está cambiando y en la actualidad la mujer ha demostrado su importante potencial.

Romper con los roles preestablecidos no ha sido tarea fácil, sin embargo podemos sentirnos satisfechos aunque no conformes. En el último "Especial Emprendedores" de Networking Activo resultaba evidente la diferencia en número de hombres con respecto a las mujeres.  Y es que hay que reconocer que estas últimas siguen siendo minoría. Tengo la suerte de trabajar con un equipo donde la inmensa mayoría de l@s compañer@s son mujeres y en las cuales es evidente el espíritu emprendedor. A  fin de cuentas la acción de emprender comprende mucho más que el crear un negocio rentable. Muchas poseen sus propios proyectos que sin obtener beneficio directo de los mismos, si poseen la fuerza de una idea en la que creen.

Quizás sea en ese punto donde aún se hace necesario seguir insistiendo. La mujer parece ser ser más cauta a la hora de afrontar un nuevo negocio. Sin generalizar puedo basarme en alguna de las opiniones de las chicas de Networking Activo, que reconocen que uno de sus mayores miedos a la hora de emprender es la incertidumbre a perder lo invertido. Esta actitud, hay que reconocerlo, no es la más idónea de cara a emprender, ya se ha dicho y parece verdad que el que no arriesga con dificultad logra algo. Aunque ser cauto no  siempre es malo y puede reportarnos grandes beneficios. Y la legislación podría cambiarse para apoyar más a los emprendedores y a los inversores que invierten y creen en los emprendedores, hay países donde si la joven empresa de un emprendedor sufre pérdidas, sus inversores reciben hasta un 75% de bonificación en sus pagos a hacienda cómo deducción por haber apoyado a un emprendedor en su inversión, esa medida si que sería estimulante para que los emprendedores se animaran a crear proyectos y empleo.

Me gustaría no haber tenido que escribir esta entrada. Sin embargo creo que todavía se hace necesario seguir fomentando la acción de emprender en las mujeres. Es una realidad que siguen siendo minoría y supone una pérdida inestimable para el conjunto de la sociedad, aunque suene fuerte. Estoy convencido de que estamos asistiendo al pistoletazo de salida de un cambio de tendencia, en el que las mujeres alcanzaran a los hombres en el arte de emprender. Las ideas están, sólo falta perder el lastre del fracaso, cambiándole el nombre por el de "primer intento".

Más en la red:

Tag(s) : ...su vida profesional, ...sus reflexiones, Emilio y..., emprendedora, Emprendedores y proyectos, emprender, idea, Igualdad de Género, mujer, proyecto