Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Desde hace algunos meses se viene hablando del parón que están sufriendo las fábricas de automóvil. La demanda ha caído estrepitosamente y los vehículos se almacenan en stock. Algunas sociedades se fusionan para hacerse más fuertes y lograr capear la crisis con más éxito, como ocurrió con Automóviles Palma y Ford Daule. Otras intentan frenar la producción mientras el mercado se va recuperando lentamente.

Los factores que inciden en la crisis del automóvil vienen provocados principalmente por la poca confianza de los clientes con la subida del desempleo en un contexto de crisis global. A esto se suma el precio desorbitado de unos vehículos que se resisten a bajar de precio (con alguna exepción cómo la rebaja en los coches Ford) y por la restricción de acceso al crédito de las familias por parte de unos bancos que conceden muy pocos créditos. Con este panorama los concesionarios no se muestran optimistas, y temen que la situación se prolongue durante bastante más tiempo.

En España el gobierno ha decidido intervenir, concediendo ayudas al sector para crear un Plan de Competitividad. Con este plan se pretende reorientar la producción hacia productos con mayor valor añadido, más sostenibles y con mayor nivel de seguridad. La búsqueda de un menor consumo en los vehículos es fundamental para reducir la dependencia de las materias primas cómo el petróleo.

Dejando a un lado los datos numéricos, me centro en las consecuencias directas que esto tiene en los cientos de trabajadores empleados en este sector. Un conocido al que me encontré hace cosa de un mes, me comentaba como está afectando la crisis en la fábrica de cajas de cambio de Renault situada en Sevilla. Las medidas que habían adoptado pasaban por reducir la producción y para ello habían aumentado los días de permiso. Por el momento los trabajadores indefinidos aunque habían visto aumentar sus días de permiso no habían sufrido reducciones de sueldo. Sin embargo peor suerte habían sufrido los empleados a los que les había cumplido el contrato, al no ser renovados.

Las últimas noticias hablan de  un parón en las fábricas de Renault de toda España. Entre 30 y 60 días estaran paradas las fábricas, para volver a regular la oferta a la demanda, como medida para hacer frente a esta caída en las ventas. Sin lugar a dudas el 2009, que está por empezar, va a ser un año movidito economicamente.

Más en la red:

Tag(s) : automóvil, crisis, crisis en la automoción, economía, Efectos colaterales, El cambio de modelo económicos, españa, Está pasando, fábricas, Ford, producción, reducir, renault, stock, vehículos