Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Durante el fin de semana se ha hablado bastante de unas declaraciones desafortunadas lanzadas desde la Cadena Ser por la diputada del PP catalán, Montserrat Nebrera. Sin hacer más leña del árbol caído, ni entrar en polémicas donde se aprende poco. Si me gustaría aprovechar para defender esa maravillosa diversidad lingüística que existe en nuestro país.

Como andaluz, reconozco poseer mi característico acento. Hablo rápido y recorto las palabras, aunque por supuesto hago un uso correcto de la lengua española y se hacerme entender sin problemas. Como yo, la mayoría de los que hemos nacido y crecido en esta zona de España. Como el acento andaluz existen muchos otros, tantos como comunidades; el murciano, extremeño, gallego, valenciano. En la misma Andalucía existe más de un acento, y es hermosa esa diversidad.

Nuestros acentos son fruto de una identidad forjada durante siglos. En ellos están impresas las influencias de los pueblos que han conformado nuestra historia. Por regla general esta diversidad de acentos provoca atracción entre habitantes de distintas zonas. El acento andaluz gusta en toda España, resulta musical, divertido, alegre, dinámico. El canario es dulce, armonioso, el gallego es ameno, sereno; el catalán es cuidado, pausado.

En el mundo de la política no es de extrañar que salgan a relucir cuestiones que muy poco tienen que ver con los asuntos verdaderamente importantes. Aunque no deja de resultar sorprendente que estando en el punto de mira se permitan ciertas expresiones de las consideradas "politicamente incorrectas".

La pluralidad lingüística es hermosa y no esta reñida con un correcto uso de la lengua. Podemos sentirnos orgullosos de todos y cada uno de los rasgos que caracterizan las diversas identidades de nuestro país. Y no somos el único país de Europa con esta rica diversidad, Italia también se caracteriza por sus múltiples dialectos y acentos que hacen del país un lugar mágico para viajar, lleno de particularidades y tradiciones en cada pequeño pueblo o aldea dignas de ser conocidas.

Tengo la fortuna de recorrer España de norte a sur con frecuencia. Conozco Barcelona como mi propia ciudad, y disfruto de ella con gran pasión. Siempre que tengo ocasión vuelvo a sus calles y disfruto con la compañía de sus habitantes, entre los que tengo grandes amigos, con los que nunca he tenido problemas para comunicarme. La comunicación es una actividad básica que requiere de una intención e incluso una actitud. Sin ellas se puede hablar un mismo idioma y no entender nada.

Más en la red:

Tag(s) : ...sus viajes, acento, andaluz, catalan, Comunicación y medios, críticas, declaraciones, dialecto, diversidad, lengua, pluralidad, polémica, Usos y costumbres