Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

España puede presumir de ser pionera en energías renovables, aunque la motivación inicial de muchos haya sido promover cierto tipo de picaresca con estas inversiones, algo tan típico español;  poseemos grandes superficies de energía fotovoltaica y multitud de parques de molinos de energía eólica, sin embargo hasta ahora no había generado energía en el contexto marino. A pesar de poseer un extenso litoral, con unas condiciones favorables de viento, las costas de nuestro país son demasiado abruptas y de gran profundidad para instalar molinos. Tras realizar un estudio donde determinar aquellas zonas aptas para implantar este tipo de energía, el Ministerio  de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, ha aprobado el Estudio Estratégico Ambiental del litoral para determinar que costas del territorio español son más acordes para estas instalaciones. Tras esta publicación todos los proyectos que se presenten deberán contemplar las limitaciones que por el mismo se expresan.

Las costas cántabras son de las más  idóneas para la construcción de parques eólicos marinos, siendo la zona de Comillas la elegida para desarrollar un proyecto que contará con inversión privada y pública. La principal dificultad en nuestras costas radica en la profundidad existente apenas te adentras en el mar. Los molinos deberán permanecer a flote a una profundidad de 40 metros en una zona que alcanza los 150 metros de profundidad marina. Esta instalación tiene la ventaja de poder situarse a mayor distancia de la costa lo cual ayuda a reducir el impacto visual. Sin embargo el estar ubicado en alta mar dificulta la estabilidad del aereogenerador que flotará en un contexto de oleaje y viento.

El proyecto pasará por distintas fases de prueba que irán permitiendo determinar las condiciones optimas para obtener  el máximo rendimiento. Se espera que sea en 2011 cuando el parque eólico marino de la zona de Cantabria se encuentre en funcionamiento. Según los expertos este tipo de energía presenta grandes posibilidades de futuro, siendo el mar un contexto  con muchas opciones energéticas. En países del norte de Europa, con buenas condiciones para desarrollar este tipo de plataformas energéticas, son ya muchos los parques eólicos marinos en funcionamiento. Esta experiencia extranjera permite que podamos contar con un referente.

El mar por su extensión y la fuerza del viento favorece una producción energética sin parangón. Trabajar en medio del mar y con unos dispositivos tan particulares encarece en un 30 % estas instalaciones con respecto a la terrestre, pero permite cubrir mayor proporción de  necesidades energéticas. Sigue mereciendo la pena invertir en renovables y seguir evolucionando en la búsqueda de nuevas soluciones medio ambientales.

Más en la red:

Tag(s) : costas, energía, Energías renovables, eolica, marina, medio ambiente, ministerio, molinos, offshore, renovable, sostenible, viento