Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Ir a la jefatura de tráfico, se transforma para el usuario en una auténtico calvario. Es de sobre conocido que cualquier gestión en tráfico puede prolongarse toda una mañana, sin la certeza de lograr finalmente solucionar tu problema. Imagino que de esta situación ha tomado notas la administración  pública y ha decidido emplear las posibilidades de la red de Internet, para mejorar el servicio a los ciudadanos. Tener que ir a tráfico para pagar una sanción de tráfico, pierde sentido, una vez que el pago por Internet existe.

Hasta el momento las multas de tráfico tenían que ser pagadas en el Banco Santander, en las oficinas de correo o en las jefaturas. Pagar una multa no sólo supone deshacerte de una cantidad nada despreciable sino además hasta ahora, significaba tener que acercarte hasta los lugares físicos donde se podía pagar. Desde hace 20 días este servicio ha sido puesto en marcha, y ya se han gestionado más de 1.500 multas por la vía virtual, dato que indica el continuo crecimiento de la llamada sociedad de la información. El sistema de cobro es tan sencillo como lo pueda ser cualquier otro servicio de cobro on line, se efectúa a través de tarjeta de crédito y se genera un justificante de pago.

La DGT prevé llevar a cabo el desarrollo de una buena oficina virtual, donde poco a poco puedan ir realizándose más gestiones. De este modo se podrá verificar la identidad de un conductor cuando sea requerido desde Internet, y se activará un servicio de alertas y consulta personal a través del teléfono móvil y mediante el certificado  digital y el DNI electrónico. Incorporar las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías a los trámites administrativos es una solución cómoda y beneficiosa para tod@s; el usuario podrá deja de  hacer colas  inhumanas perdiendo una cantidad de tiempo precioso, y la administración cobrará más sanciones y con mayor rapidez.

Algunos sistemas van quedando en desuso y hay que reconocer que en ciertos contextos se está tardando mucho en dar el salto hacía lo tecnológico. Lo ideal sería ir reduciendo estas gestiones burocráticas que tanto tiempo nos hacen perder hasta convertirlos en meros trámites online. Cierto es que aún existe un porcentaje de la población a la que le falta una buena dosis de preparación tecnológica, pero en el futuro esta brecha digital será aún más reducida y para entonces, hay que estar preparados.

Más en la red:

Tag(s) : administración, DGT, infraccion, internet, Internet, humor y tecnología, multa, nuevas tecnologías, on line, trafico, Usos y costumbres