Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

La crisis financiera mundial sigue haciendo estragos ante la esperanza lejana de ver los brotes verdes en la economía mundial que todos esperamos. EEUU no acaba de levantar cabeza con industrias al completo cómo la automolística al borde del abismo de la bancarrota generalizada y el Gobierno de Obama ya antes de ocupar la Casa Blanca sabía que uno de los retos de la nueva legislatura sería hacer frente a la difícil situación económica. Habiendo pasado unos meses desde su entrada en el Gobierno ha anunciado medidas contundentes para hacer frente a la crisis. Se trata de llevar a cabo la mayor reforma en el sistema financiero norteamericano desde la Depresión del 29, aunque lo ha hecho de forma unilateral sin tomar en cuenta una acción coordinada internacional.

La reforma profunda del sistema financiero que plantea el presidente Barack H. Obama pretende en primer lugar acabar con la "cultura de la irresponsabilidad" que durante los últimos años se ha mantenido y que en gran parte nos ha arrastrado a la actual situación (la falta de control y la avaricia hicieron el resto). Se hace necesario por tanto disponer de estructuras de control adecuadas e independientes que permitan supervisar el adecuado funcionamiento de los elementos que intervienen en la economía. El presidente norte americano hace especial hincapié en la necesidad de acabar con los abusos, la perversión económica y la mala gestión que ha sido el principal detonante para alcanzar esta profunda crisis económica.

La profunda reforma calificada por el propio Barack Obama como "la reforma más radical desde las que siguieron a la Gran Depresión" busca crear un contexto idóneo donde hacer florecer de nuevo la economía. La protección de los consumidores será uno de los principales temas para los que se pondrá en marcha una agencia específica. El sistema financiero estará bajo la supervisión de la Reserva Federal que será el órgano institucional encargado de regular el funcionamiento de todas aquellas compañías que presenten riesgos para el sistema. Los mercados también van a verse afectados por esta fuerte reforma, con una mayor transparencia y fomentando la cooperación internacional en el ámbito financiero, aspecto completamente necesario pues cada vez más vivimos en un mundo globalizado donde las corporaciones son internacionales escapando a los controles nacionales.

Para conocer el resultado de estas medidas se necesita disponer de tiempo de ejecución y posterior análisis. Desde luego es absurdo pensar que en cosa de unas semanas la situación vaya a normalizarse aunque hay esperanzass de ver recuperación económica en EEUU a final de año 2009. Ante un contexto económico de recesión global como el actual, a medidas contundentes, añadir una dosis amplia de paciencia. Habrán de pasar meses hasta poder llevar a cabo una estimación, mientras interesa no perder la esperanza en que alguna de las medidas acaben por funcionar y sea adoptada de forma internacional.

Más en la red:

Tag(s) : crisis, economía, El cambio de modelo económicos, estados unidos, financiera, gestión, Obama, reforma, reserva federal, Sociedad y economía