Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Los emprendedores son una figura cada vez más reconocida socialmente. El emprendedor gana una importancia vital en el proceso de gestación de un proyecto y está hasta envuelta en un halo especial y positivo cargado de ilusión.

Quizás es por ello que diversas empresas propias de Internet recurren a la figura del emprendedor como recurso de promoción para dar a conocer sus ideas y proyectos. Y es que el contar con un emprendedor mediático en el proyecto, que represente un perfil joven, de innovación e implique cierto riesgo, sobre todo en la época de crisis actual, sirve como pretexto para que una idea aparezca en medios de comunicación. Vamos, que se vende mejor.

El estreno de proyectos organizados por emprendedores siempre trae consigo la búsqueda de cierta repercusión mediática. Como digo, en época de crisis, acceder a las redacciones de los medios de comunicación con argumentos de innovación y emprendimiento no es demasiado complicado y un cierto éxito en social media es factible. Sin embargo, me ha llamado la atención un caso concreto, el de Facebook, que creo sigue usando en parte una versión singular del sueño americano.

Mark Zuckerberg es el fundador de la mayor red social de la actualidad, de la comunidad más gigantesca de Internet. Su idea, abonada a día de hoy por inversores de todo el mundo y en desarrollo constante, se ha apoyado en el concepto de joven que triunfa en la vida provocando una revolución, y continúa cimentándose en este argumento poco a poco. Precisamente desde algunos sectores se pregunta por un cambio de sus responsabilidades pero ese mismo debate no hace más que crecer la repercusión en medios.

El fundador de Facebook encarna en su persona buena parte de los anuncios oficiales de la red social. Prácticamente cualquier novedad que se precie tiene un comentario de Zuckerberg en su blog dentro de la red social o un vídeo protagonizado por él mismo donde narra la novedad.

El caso de Tuenti pienso que es más cercano al de Google, es decir, que basa su comunicación en la marca, en el carácter social de Tuenti, en las personas que lo utilizan, pero no incide demasiado en el factor de sus creadores, a pesar de que estamos ante el sueño americano en local con Zaryn Dentzel: estadounidense que viene a España y triunfa lejos de sus fronteras.

Dos casos de redes sociales que recurren a formas  diferentes para su promoción, aunque respetan esquemas que llegan a ser similares en determinadas acciones.

Lanzo una pregunta al aire a ver qué opináis: ¿Creéis que el emprendedor debe utilizar su misma figura para dar a conocer el proyecto o por el contrario la mejor estrategia es realizar comunicación focalizada en el proyecto?

Tag(s) : Actualidad y medios, comunicación, emprendedor, Emprendedores y proyectos, facebook, mediatico, medios de comunicación, red social, Redes sociales