La gente miente. Y mucho, ya nos lo deja muy claro el Dr. House en su serie de televisión de la cual, por cierto, soy fan incondicional. Hoy voy a hablaros de la mentira sin complejos, algo que he vivido en mi buzón de mensajes privados en Facebook, en lo que llamo "un experimento social" que he estado llevando a cabo en los últimos meses. Hace un tiempo que sólo acepto invitaciones de contacto en mi perfil privado de personas que conozco personalmente, cuando decidí que  abriría mi página pública en Facebook, separando así lo privado de lo público. Mi pregunta al ser agregado en mi perfil personal siempre es la misma: "Buenas, me has pedido agregar mi perfil privado cómo contacto directo en Facebook y para agregar nuevos contactos me gusta saber el motivo por el que me añaden, por lo que quería preguntarte ¿Nos conocemos? Saludos.". A partir de esta pregunta cómo reacción a una invitación de contacto las mentiras cómo respuesta me han dejado unas veces confuso, otras extrañado, muchas sorprendido de la inventiva sin límites y el desparpajo del ser humano. Os dejo con algunas de las anotaciones que he ido recopilando en este tiempo:
  • Una multitud sin fin de usuarios dedicados al "negocio multinivel" que me querían vender productos de telefonía, salud y bienestar, etc. La variedad de productos ha sido casi infinita y la forma de venta "a saco", ofreciéndome productos milagro para elegir solución a todos mis problemas.
  • Bastantes perfiles de empresa (que no me sonaban de nada ni conocía) que eran manejados por personas que tenía agregadas con su perfil personal pero que aprovechaban su listado de contactos (yo entre ellos) y me añadían también, en un todo vale para promocionar su empresa (Ultimas noticias para estos social media suicidas: Facebook corta los perfiles personales que están a nombre de empresa, para eso están las páginas públicas).
  • "Es que Facebook me ha recomendado tu perfil y quiero hacer muchos amigos". Cuanto daño hizo Roberto Carlos con su canción "yo quiero tener un millón de amigos"...
  • La  mentira más gorda de todas: "Te he visto en el programa de Televisión de Buenafuente" y me aseguró que "le encantaron mis chistes". He salido varias veces en televisión, es cierto, pero nunca he tenido la suerte de  visitar el plato de Buenafuente, y aunque soy de naturaleza simpática y dicharachera, ni soy humorista ni  soy famoso por mis chistes.
  • En muchos casos a las claras, directamente me reconocían que me añadían por coleccionismo, como los Pokémon o las calcomanías de las bolsas de pipas. Estos, al menos, eran sinceros.
  • Otros desconocidos, me agregaban porque querían "dar a conocer sus negocios". Y yo que me pregunto, ¿para eso no es mejor las redes sociales profesionales? o mejor todavía, contratar publicidad en Facebook o Google.
  • "Perdona, ha sido un error". Me buscan (o aceptan la sugerencia de FB, que ya me gustaría saber porqué tiene complejo de camarero de restaurante, con tanta sugerencia)  pulsan varios clics hasta agregarme. Y soy un error. Mal, muy mal, hay que responsabilizarse de sus acciones...
  • Una y otra vez... "Tenemos un amigo en común y por eso te quiero vender mi multinivel". FB es, definitivamente, el habitat natural de los multiniveleros. (voz de documental de animales de la BBC: En las anchas praderas de la pagina de inicio de FB, las manadas de multiniveleros esperan impacientes las sugerencias de FB para avalanzarse con sus peticiones de amistad)
  • "Me dedico a los negocios por Internet". Y por eso estoy condenado a aceptar a uno y cada uno de los internautas de este país/planeta/aledaños. Ya lo decía mi madre.
  • "No me acuerdo donde te conocí, pero ya que estamos toma la URL de mis trabajos cómo ...". No solo soy un error, si no que además soy totalmente "olvidable". Una pena.
  • "Jajajajaja" (directamente risas, sin aspavientos)
  • "Tenemos amigos en común" / "Tenemos xx amigos en común" / "Tenemos xx amigos en común y me sugirió FB" añadirte (la suma de dos anteriores) Tengo más de 4000 agregados en FB, sin contar los de Linkedin, Xing, A small world., Twitter, .. raro sería que no tuviéramos amigos en común, corazón...
  • "Dicen que en Facebook se hacen nuevos amigos". Roberto Carlos y su millon de amigos again...
  • "He visto que puedes ser cliente de mi empresa de organización de eventos". (¿No tendría que acudir yo directamente a ti si me interesa?)
  • "Me gustó tu foto".  Pse, estoy casado, así que lo nuestro solo puede ser platónico.
  • "¿Y por qué me haces esa pregunta?" ¿Por que quiero saber quien eres para agregarte como "amigo"?
  • "Somos un gabinete de comunicación y queremos contarte..." (spam, de nuevo) Nop, no me interesa lo que tengas que contarme ni tus notas de prensa infumables sobre productos y empresas que no reconozco y, sinceramente, no llego a entender...
  • "Esta cuenta la gestionamos varias personas y puede que alguna de esas personas le conozca". Esta excusa me encanta. Viene a decir: somos unos social media de pena, no llevamos registros sobre las actividades que realizamos, nos machacamos el trabajo los unos a los otros pero quizás  alguno/a de ellos te conozca.
  • "Demuestras mucha alegría en tus comentarios". Eso es por mi carácter simpático y dicharachero.
  • "No te he pedido contacto" (otro como el del error). No, ha sido FB solito. Es una de las nuevas funcionalidades, fastidiar al Emilio llenandole el perfil de peticiones de amistad. Que será lo siguiente? Etiquetarle automáticamente en todos los jueguitos chorras?
  • Uno tal cual: "Nu Bro.. Pero Se Supone Que Mi Interes Es Por La Pagian Que Demuestras... Si Hay Aulgun Porblema... Digamelo" (Hoygan en toda regla).

Aunque cueste creerlo después de estas anotaciones, también existen verdades y muchas personas que me agregaban porque me conocían, en muchos casos por haber coincidido en algún momento de la vida, algo perfectamente común si eres una persona que viaja mucho, o que gusta de conocer gente de toda la vida.

Tag(s) : ...su blog, ...su vida personal y amigos, ...sus reflexiones, Emilio y..., facebook, Internet, humor y tecnología, invitaciones, mentiras, Redes sociales, Usos y costumbres
Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog