Emilio Márquez

tradicion

La tinta china y el tintero, "víctimas" de las nuevas tecnologías

8 Agosto 2009 , Escrito por Emienemiblog Etiquetado en #caligrafia, #china, #escritura, #milenaria, #nuevas, #tecnologia, #tinta, #tintero, #Tradición, #Usos y costumbres

La tinta china durante siglos ha sido considerada la "flor especial" dentro de los "Cuatros Tesoros del Estudio". Con "tesoros" se refieren al papel, el tintero, el pincel y la tinta. De entre todas las variedades y marcas de tinta hay una que sobresale sobre las demás, la tinta Hui. Esta tinta especial se fabricó por primera vez en el siglo VII y es el producto de una combinación de "hollín de los pinos, goma perfume y un tipo de medicina tradicional china".

[caption id="attachment_11864" align="alignleft" width="300" caption="Imagen de la wikipedia"]Imagen de la wikipedia[/caption]

La tinta china Hui se hizo popular junto con los tinteros "Sheyan", los más prestigiosos de la cultura china. Los emperadores eran grandes apasionados de estos objetos de gran belleza. En 2006 fueron declarados Patrimonio Cultural del Estado, en pleno declive de su popularidad. Algo que ha sido utilizado durante siglos comienza a vivir su ocaso ante el avance de las nuevas tecnologías. Escribir a mano empieza a ser una práctica poco habitual en la era tecnológica. Las nuevas generaciones empiezan a dejar de lado las prácticas milenarias, de manera que desde la propia escuela se fomenta la caligrafía.

El negocio de la tinta china no pasa por su mejor momento. Los que se dedican al negocio observan como sólo los estudiantes y profesores compran estos productos que han quedado como objetos de recuerdo. El Gobierno chino está poniendo de su parte para reactivar una industria que va asociada a su pasado histórico y cultural. Además de fomentar el estudio y uso de estas herramientas de escritura, lo tiene como regalo para las autoridades extranjeras que visitan el país.

Las nuevas tecnologías parecen estar detrás de este cambio de tradiciones. El ordenador ha desbancado los métodos de escritura tradicionales y el teclado y el ratón están logrando desterrar hasta a las tradiciones milenarias.

Más en la red.

Leer más

La verdad sobre los tres Reyes Magos

3 Enero 2009 , Escrito por Alruibe Etiquetado en #Baltazar, #Gaspar, #magos, #Melchor, #Preguntas y respuestas, #regalos, #religión, #reyes, #Tradición, #tres, #Usos y costumbres

Sólo para empezar: ni se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar; ni eran tres; ni eran reyes. La única referencia a los Reyes Magos aparece en el Evangelio de San Mateo, donde se nombra a unos magos que siguieron una estrella que les llevó hasta el niño Jesús. Estos magos le trajeron oro, incienso y mirra. Al traer tres regalos se supuso que debían ser tres las personas que los traían. Ciertas tradiciones antiguas, pero que no aparecen en la Biblia, les pusieron los nombres que hoy todos conocemos y su origen también se ha deducido de diversas interpretaciones, que les supone de África, Europa y Asia. En otras interpretaciones dicen que eran en realidad 4 magos (a falta de Artabán) e incluso hasta 12 según los armenios. Al llamarles San Mateo ‘Magos’, se supone que eran sacerdotes zoroastristas provenientes de Persia, ya que el título de mago (nada que ver con el significado que le damos hoy en día a esta palabra) se les daba a las castas sacerdotales de esta religión. Esta teoría también se apoya en que estos sacerdotes destacaron por sus conocimientos de astrología y su seguimiento de las estrellas. Los presentes que le trajeron también tenían su interpretación: el oro representa la naturaleza real de Jesús; el incienso representa la naturaleza divina y la mirra, que es un compuesto embalsamador para los muertos, representa el sufrimiento y futura muerte de Jesús. Con los años, al traer los Reyes Magos regalos al recién nacido, se ha adquirido la celebración de esta fecha con la entrega de regalos a los más pequeños (y por extensión, a los mayores). Se celebra así en España, Alemania y algunos países de Latinoamérica. Post elaborado por Alberto Ruibe.
Leer más