Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Cuando una crisis es denominada global, significa que todas las economías del globo se ven afectadas. De entre todas las economías magulladas, aquella que más nos interesa es la que más cerca nos toca. Cuando el mundo se encuentra globalizado debemos ser conscientes de la relevancia que toman los datos de economías muy lejanas de la nuestra geograficamente, pero dependientes a nivel de mercado.

Japón es un país que ocupa el segundo puesto como economía mundial. Con un fuerte desarrollo industrial, puede presumir de ser la cuna de las grandes marcas de la tecnología. Durante décadas a gozado  de un crecimiento constante, al que se ha bautizado como "milagro japonés". Los factores históricos, sociales y  culturales de esta nación, han ayudado a alcanzar la posición de la que goza actualmente. En  su capital, Tokio, viven más de 12 millones de personas,y forma parte de la conurbación de Kanto, donde residen más de 34 millones de personas.

Sin embargo en los tiempos que corren, esta potente economía también está atravesando uno de los peores baches de estos últimos 100 años. La demanda externa de productos japoneses ha decaído notablemente en los últimos meses y las exportaciones se han visto reducidas. Eso es lo que tiene un mundo global, a pesar de que Japón no ha sido el origen de la crisis, está sufriendo el frenazo en el consumo occidental. El Gobierno japonés no ha perdido tiempo, y anuncia medidas para intentar evitar que el PIB siga retrocediendo, como lo lleva haciendo  dos trimestres consecutivos. Para paliar la situación, estudian dotar de mayores fondos los presupuestos que ayudan a los consumidores y las empresas.

El desempleo no alcanza las cifras de otros países, pero los despidos masivos también tienden a ser una constante. El sector del automóvil, que es uno  de los más afectados por la coyuntura económica actual, en Japón tiene grandes repercusiones. El fabricante Toyota, ha anunciado a finales del pasado año, que el balance de la compañía era preocupante. Toyota no había registrado pérdidas en los últimos 70 años, sin embargo este año las cosas no se ponen fáciles. Con una caída alarmante de la demanda, se apuesta por la renovación continua, como medida para combatir la crisis. Crear nuevas necesidades de mercado se ha revelado en otras ocasiones, como gran solución.

Más en la red:

Tag(s) : ...sus reflexiones, automóvil, crisis, descenso, economía, Efectos colaterales, japon, pib, recesión, Tokio, Toyota, Usos y costumbres