Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El fútbol no es de mis deportes favoritos. Sin embargo me ha llamado la atención que la crisis también se haya acordado del deporte estrella, donde las cifras millonarias siempre van bailando de aquí para allá. El sector inmobiliario, uno de los más afectados por la actual crisis global, jugaba un importante papel en el mundo futbolístico. Grandes constructoras eran patrocinadoras de los equipos más exitosos, con las que estos podían realizar sus costosas operaciones.

De hecho existía una conexión algo peligrosa entre el futbol de alto nivel y parte de la clase política de muchas regiones, donde los políticos forzaban a los promotores a invertir en equipos  importantes de la región en las segundas divisiones de futbol, ahora es al revés con algunos promotores amenazando con dejar a su suerte a muchos equipos si los políticos no les favorecen.

Los tiempos han cambiado y para muchas de estas empresas la opulencia se ha acabado. Se terminó el patrocinar a los equipos de fútbol que ahora tienen que hacer frente a sus elevados gastos sin disponer de los mismos medios económicos. En la prensa han empezado a saltar noticias  que confirman dificultades en equipos como el Valencia. Al parecer los jugadores, acostumbrados a ser de los profesionales mejor pagados, están sufriendo continuos retrasos en cobrar sus honorarios. El club no sólo no tiene dinero para hacer frente a los 17 millones de euros que debe a sus jugadores. Tampoco tiene presupuesto para pagar a la constructora que trabaja en la construcción del nuevo estadio.

Por otro lado, a la escasa financiación de los patrocinadores se une que los aficionados cada vez se están pensando más acudir al estadio. Las familias se encuentran asfixiadas con las deudas y el desempleo, razón de peso para prescindir de gastos elevados y prescindibles  como el fútbol. A fin de cuentas existen alternativas para ver el fútbol desde casa sin coste alguno.

Como solución, los equipos pueden empezar a ceder a sus jugadores estrellas, a los que ya no pueden mantener, a otros clubes que se encuentren en mejor coyuntura económica. No es la primera vez que el fútbol atraviesa una mala racha económica. En la década de los 90, se vivieron episodios muy similares a los que estamos empezando a escuchar en estos meses. El fútbol es un deporte de masas, que siempre ha necesitado fuertes sumas de dinero en su funcionamiento. Y aunque goce del favor de millones de aficionados, sus gastos en la mayoría de las ocasiones tienden a superar sus beneficios. Con este déficit no son de extrañar los vaivenes del deporte estrella en nuestro país.

Más en la red:

Tag(s) : ...sus reflexiones, club, crisis, déficit, desempleo, Efectos colaterales, El cambio de modelo económicos, equipo, estadio, Está pasando, financiación, futbol, jugadores, patrocinadores, problemas, Usos y costumbres