Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Las cajas de ahorro durante años han llevado a cabo una política de expansión bastante importante, principalmente impulsando el negocio de la inversión en ladrillo, concediendo crédito ilimitado a promotores y excesivos créditos por inmuebles inflados por la burbuja inmobiliaria. El número de oficinas repartidas por la geografía española provocaba una serie de gastos que en tiempos de bonanza no suponían un problema, sin embargo ahora con la crisis todos los gastos sobran y el número de operaciones se estanca por la sequía de financiación en el mercado interbancario. Por ello anuncian un cierre masivo de sucursales, como medida para afrontar los problemas económicos. Estos cierres se traducen en despidos masivos, visto que en cada una de estas oficinas hay un equipo de trabajo.

Esta medida afecta a más de una caja de ahorro, prácticamente todas tendrán que recortar, sin embargo no es la única opción que se plantea. Hay quien se declara más partidario de reducir horarios y adaptar el servicio de las oficinas a la demanda de los clientes. Las voces más innovadoras apuestan por dar nuevos usos a estos espacios para obtener mayor rentabilidad. Con este panorama lo que está claro es que las cajas deben afrontar una seria reestructuración para hacer frente al "temporal" y a una crisis que puede durar mucho tiempo.

En mi entorno cercano ya me habían llegado noticias de empleados de cajas de ahorros que veían peligrar su situación. Y es que en un sistema económico tan interconectado como este, cuando el albañil empieza a ver peligrar su puesto de trabajo que empiece a temblar el resto. La estructura financiera de nuestro país está muy debilitada y  se necesitará paciencia junto con buenas ideas para salir de esta situación.

Más en la red:

Tag(s) : ...sus reflexiones, banco, caja de ahorro, cierre, crisis, desempleo, despidos, Efectos colaterales, financiera, sucursales, Usos y costumbres