Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Muchos son los que en estos momentos buscan un empleo, los que se quedan sin empleo es mejor que se pongan a formarse o buscar un nuevo empleo inmediatamente porque es mucha la incertidumbre del tiempo que se puede tardar en conseguir un nuevo empleo profesional, se acabó eso de ir al paro y estar los lunes al sol sin prisa hasta que se acabe el paro, conforme se es despedido hay que ponerse las pilas inmediatamente y las redes sociales profesionales toman cada vez mayor impulso en este clima de crisis.

Esta amplia "oferta" de mano de obra desesperada trae ciertas consecuencias que acaban afectando al mercado laboral. Cierto es que muchos sectores han quedado bajo mínimos, en los que más que hacer falta personal, sobra. Sin embargo se habla de una oferta de empleo oculta, que alcanza el 80 % de las ofertas disponibles. Estos datos se desprenden del estudio realizado por una consultora del Grupo Adecco.

Ciertos sectores optan por no hacer públicas sus ofertas en muchos casos para proteger la confidencialidad, como ocurre en el farmacéutico donde se trabaja con nuevos productos. En la banca por ejemplo son comunes las ofertas de empleo ocultas ya que se requiere personal de confianza cuidadoso con el tipo de información con la que se trabaja. De este modo la selección de personal se hace a nivel interno y siempre por recomendaciones que aseguren confianza. Las redes sociales además están teniendo un gran protagonismo como herramienta desde la que encontrar los perfiles que interesen.

En general muchas empresas optan por reducir costes a la hora de seleccionar a sus trabajadores. Por este motivo interesa prescindir de un proceso de selección externo como pueden ser las agencias de trabajo  temporal, reclutando al personal por medios propios. No es más que una medida para abaratar los costes, sin embargo este "ocultismo" acaba perjudicando el acceso a las ofertas de la mayoría, propiciando el tráfico de influencias. Hay que reconocer que las recomendaciones siempre han sido una constante así como el llamado "enchufe", esto no es nuevo con la crisis aunque parece que se ha potenciado mucho su uso. Se dan mucho los casos de empresas donde despiden a un trabajador para incorporar a un familiar de una persona directiva o accionista.

Lo positivo de estos datos es que hay movimiento en el mercado laboral, aunque no sea justo para una mayoría de personas que no pueden acceder a esa gran oferta de contrataciones ocultas. Cierto es que habrá que encajar en el perfil y estar en el momento justo, el lugar y con la persona adecuada. Nada muy diferente de lo que ha venido ocurriendo hasta ahora. Una buena dosis de paciencia y confianza y pensar que nada es para siempre.

Más en la red:

Tag(s) : adecco, desempleo, empleado, enchufe, entrevista, Está pasando, paro, seleccion, Sociedad y economía, trabajo, trafico de influencia