Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Siguiendo mi habitual recorrido por algunos medios digitales (soitu.es, 20minutos.es, etc) me he encontrado con un artículo desde el que se hablaba del Síndrome Sheffield. Con este nombre se denomina a una ciudad inglesa que ha sufrido en otro tiempo los vaivenes de la economía. Ciudad minera, dedicada a la metalurgia en la década de los 80 se vió obligada a hacer frente a una difícil situación que provocó el cierre y el consecuente despido de cientos de operarios, en su mayoría masculinos. Mientras el sector industrial daba los últimos coletazos, surgían nuevas oportunidades en el sector servicios que en su mayoría fueron aprovechadas por las mujeres.

A esta elevada tasa de empleo femenina que llega a superar a la masculina es lo que se ha venido a denominar  "Síndrome de Sheffield". En el mismo artículo se viene a anunciar que algo similar está ocurriendo en el mercado laboral actual de nuestro país. La crisis ha provocado la caída de sectores como la industria y la construcción, donde el número de trabajadores masculinos es mayor que en el sector servicios, donde las mujeres son más numerosas. La tasa de desempleo de la última encuesta viene a determinar que aún las mujeres en paro siguen superando en un punto a los hombres desempleados, pero de seguir al mismo ritmo de los últimos meses, está situación cambiaría a la inversa.

La situación laboral que está beneficiando a las mujeres, además se complementa con una búsqueda más activa de empleo. Las mujeres están ganando posiciones en el mercado laboral gracias al esfuerzo y la energía con la que han decidido participar en este competitivo mundo laboral. En especial el colectivo donde más se nota es en las personas mayores, cabezas de familia, donde el hombre se queda en paro, la mujer sale al mercado laboral por primera vez en muchos años para suplir el empleo que falta por la parte masculina. El que de la situación no estén resultando las más perjudicadas no debe hacernos perder de vista el éxito del esfuerzo. Algún día no será necesario llevar a cabo estos estudios en torno al sexo, siendo la prueba de que finalmente la igualdad entre los sexos es una realidad y las oportunidades  recaen por igual en unos y otras.

Estamos asistiendo a una serie de cambios en la sociedad provocados por la coyuntura económica actual, que a mi entender, lejos de perjudicarnos, a la larga está provocando cambios que pueden resultar muy enriquecedores para el común de la sociedad. Sin ir más lejos la otra tarde leía un análisis en torno a la generación de jóvenes preparados  que se desalientan ante la situación laboral y económica que padecen quedándose en "ni estudio, ni trabajo" totalmente desmotivados por todo. L@s hij@s de la acomodada clase media se enfrentan a una situación difícil para la que parecen no estar preparados. Al final de la dura reflexión se apuntaba un destello de esperanza. Ante las limitaciones actuales las nuevas generaciones quizás comiencen a plantearse la importancia de ciertos valores que durante años han quedado eclipsados por el consumismo, el despilfarro y lo poco permanente. Un deseo que comparto y por el que merece la pena mirar al futuro con optimismo.

Fuente: www.cincodias.com

Más en la red:

Tag(s) : crisis, Efectos colaterales, El cambio de modelo económicos, empleo, femenino, hombre, igualdad, masculino, mujer, precariedad, sindrome sheffield, Sociedad y economía, trabajo