Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Ayer leía en distintos medios de comunicación un reciente estudio donde se defendía el acceso desde el trabajo a ciertas plataformas de Internet. YouTube, Facebook así como el resto de redes sociales, forman parte de una lista negra a la que muchos empleados no tienen acceso desde sus puestos de trabajo. Ni que decir tiene que efectivamente suponen un excelente entretenimiento, aunque a la vez en ocasiones puede ser muy productivo desde el punto de vista profesional.

En el estudio se alaba el efecto positivo que acaba teniendo el que el trabajador a lo largo de su jornada disponga de unos minutos para navegar por la red tanto para entretenerse y desconectar, como para solucionar posibles gestiones personales. Históricamente se viene defendiendo la necesidad de crear contextos laborales donde las personas no se confundan con las máquinas y el maravilloso potencial de nuestra inteligencia acabe infravalorada. Demostrar confianza en aquellos que forman parte de tu equipo, a la larga resulta mucho más productivo que instalar programas que censuran.

Puedo imaginar que muchas de estas medidas han sido implantadas ante los abusos que algun@s han cometido, pero merece la pena planteárselo. Una de las maneras más productivas de funcionar viene siendo el trabajar por objetivos. Conocer cuales son las tareas asignadas durante la jornada, la semana y a más largo plazo, permite que sea el propio empleado el que organice su tiempo de la manera más coherente y productiva. Dar un voto de confianza y partir de la profesionalidad y compromiso de los demás es un buen comienzo.

Sin ir más lejos en nuestro entorno empresarial defendemos el uso de todo tipo de aplicaciones sociales, en especial Yammer es una herramienta de microblogging de uso continuo.

Dentro de la administración pública son muchos los servicios de esta índole que se encuentran bloqueados.  Parece incongruente que sea en la red donde se censure la libertad de unos trabajadores que gozan de una flexibilidad que muchos desearían. Siempre he sido de la opinión de que la libertad hay que enseñar a usarla y una manera de comenzar, es ofreciéndola. Prohibir es fácil, pero poco soluciona. Son muchos los factores que interfieren en la motivación de un trabajador, desde la belleza de la actividad de la que se haga cargo, hasta la capacidad de motivación que cada cual posea. La red es una bomba de creatividad que proporciona en ocasiones excelentes momentos de alegría en formato breve. Dedicar 5 minutos a dejarse deleitar por la creatividad humana no es contraproducente es sólo una necesidad, de ahí que el arte sea más antiguo que la propia historia. El mundo sería de otro modo si el grado de satisfacción de la persona fuera más elevado.

Esta es mi opinión fruto de mi experiencia personal y profesional, pero imagino que habrá tantas como personas en este mundo. Aquí estaré esperando conocerlas.

Más en la red:

Tag(s) : ...su vida profesional, ...sus reflexiones, Comunicación y medios, conexion, empresa, facebook, internet, laboral, libertad, productividad, red, Usos y costumbres, youtube