Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Con la actual situación económica de crisis en grado de recesión y con un acceso al crédito casi completamente seco para los particulares, algunas cosas están cambiando. Para empezar desde hace meses se viene desinflando la que fue denominada burbuja inmobiliaria, de hecho los precios se resistieron a caer sin control al principio de la crisis pero la situación está cayendo por su propio peso, situación de burbuja que provocó un encarecimiento de la vivienda que sobrepasó todos los pronósticos y que iba mucho más allá de lo lógico y razonable, en ciertos momentos quién no entraba a comprar y especular con la vivienda parecía el tonto del pueblo a ojos de todos. Partiendo de esta realidad de crisis han sido muchos los sectores afectados. De la construcción a los bancos, pasando por las inmobiliarias la nueva realidad obliga a replantearse lo que hasta ahora venía "funcionando", aunque no a tod@s.

Por el momento las inmobiliarias y los bancos, eran entidades que se complementaban. Una facilitaba la vivienda a los compradores y el otro financiaba el precio de las mismas, todo con la colaboración inestimable de tasadoras al servicio de ambos grupos. A raíz de los problemas para hacer frente a las hipotecas debido al crecimiento desorbitado del desempleo (en España no renovar un contrato laboral tiene coste 0 para los empresarios y esto conlleva que igual que se crea empleo muy rápido este se puede destruir a un ritmo increíble cómo el actual, sin duda una reforma en el mercado laboral es necesaria y no tiene por qué ser ni mucho menos el despido libre cómo la patronal de empresarios propone), los bancos se han encontrado con un buen parque de viviendas por vender. y están realizando fichajes de directivos senior especializados en dar salida a este producto que convierte a los bancos virtualmente en las mayores inmobiliarias del país De este modo el banco ha pasado a ocupar la figura de un vendedor desesperado en busca de clientes. Estos no sólo resultan competitivos en los precios de venta sino que además pueden ofrecer facilidades de financiación a sus clientes-compradores.

Las inmobiliarias están sufriendo las consecuencias ya no sólo del freno en la venta de viviendas, sino además de tener que competir con los bancos. La única estrategia con la que parecen disponer pasa por la reducción del precio hasta límites insospechados, llegando a rebajarse hasta un 55% el precio final. Observar la fluctuación del mercado inmobiliario en los tiempos que corren, me entretiene enormemente. Resulta curioso como la oferta y la demanda van marcando rumbos tan dispares en tan poco tiempo.

Este descenso tan acelerado de los precios de la vivienda acaba por beneficiar a los nuevos propietarios (siempre y cuando tengan acceso a ahorros con los que afrontar una entrada importante pues los bancos tienden a dar un 60% del precio de mercado y cómo máximo un 80%, cuando hace pocos meses llegaban a otorgar locuras cómo hipotecas al 120% de la tasación a 50 años), posibles compradores que después de muchos años de abuso están logrando poco a poco pagar un precio más razonable por un bien de primera necesidad como es la vivienda. Los bancos no hacen más que inventar fórmulas para dar salida a tanta vivienda embargada. ¿Se os ocurre alguna más?

Fuente: www.elpais.com

Más en la red:

Tag(s) : bajada, banco, casa, coste, crisis, El cambio de modelo económicos, financiación, hipoteca, inmobiliaria, oferta, precio, reduccion