Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Es fácil decir que de las crisis nacen las mejores posibilidades (lo típico, que Crisis en Chino significa oportunidad), que quien logra superarlas sale fortalecido de las mismas y tantas otras frases hechas que para el que atraviesa un momento malo suena a falacia, al humano le gustan los tiempos de bonanza y si fuera por nosotros extrujaríamos sin límite el planeta hasta la sobreexplotación total de todos los recursos, así somos y hay que asumirlo. Lo cierto es que sólo los mejores lograran sobrevivir a la crisis (o en su defecto sólo aquellos que de verdad cambien de mentalidad y que sean capaces de aplicar eso llamado "innovación") y como siempre los más débiles acabaran desapareciendo en esta tormenta económica. El ser débil o el mejor no es una condición inherente a las empresas más pequeñas o a las multinacionales, respectivamente. Pero si está relacionado con la inteligencia, la capacidad de adaptación a un nuevo entorno completamente distinto y la perspicacia.

Es importante estar alertas a los primeros indicios reales de crisis. Seguir los medios de comunicación y los datos que de la crisis se van dando es una buena costumbre (si se puede seguir varias fuentes de información económica de manera online, mejor que mejor, para acudir a fuentes no sesgadas o interesadas, porque de los medios económicos puede preguntarse ¿por qué no se dieron cuenta o no alertaron de la crisis/recesión con explosión de la burbuja que se avecinava?), pero hay que evitar caer en el alarmismo sin fundamento que sólo provoca miedo. El miedo es quizás una de las emociones más contraproducentes de cara a la crisis, hay que sobreponerse, adaptarse y moverse rápido. Detectar los indicios de dificultades a tiempo es tan importante como no dejarse llevar por la inseguridad económica, si no hay liquidez bancaria, entonces acude a tu entorno cercano. Si nuestra empresa posee empleados interesa cuidar el talento (que es uno de los activos más importantes y menos valorados), mima la motivación de los mismos y evitar procurar que la precariedad del actual mercado laboral acabe por pasarles factura (porque una vez pasada la crisis, si se dejó escapar el talento, nos veremos muy mermados para luchar en el mercado). Mimar un entorno de trabajo creativo y de arrojo ante los retos es a la larga más productivo. En esta estrategia de superación de obstáculos todos estamos involucrados, tanto directivos como empleados tenemos la opción de sacar lo mejor de nosotros mismos, entendiendo a la empresa como un barco en el cual tod@s podemos naufragar.

Ser más efectivos en estos tiempos es una norma fundamental, somos muy poco productivos pese a que echamos todas las horas del mundo al trabajo y personalmente no quiero un trabajador que se quede mil horas en el trabajo, sino que las que esté en el trabajo, sean productivas. Las reuniones con potenciales clientes o proveedores son cada vez más concisas y directas, lo cual se agradece para ser más productivos con nuestro tiempo.

Cuando las estrecheces empiezan a hacer su aparición conviene reajustar los gastos. Prescindir de todo aquello que no sea estrictamente necesario, así como buscar nuevas fórmulas más económicas. En este aspecto las nuevas tecnologías tienen mucho que aportar. Aprovechar la red de Internet como el espacio desde el que realizar las reuniones (es muy necesaria la extensión de la videoconferencia en  el día a día de las empresas), de entrada nos hará ahorrar en costes de desplazamiento y hotel. Las llamadas telefónicas pueden ser sustituidas por servicios existentes en Internet, como Skype. Y tantas otras herramientas que permiten desarrollar estrategias sin elevar  costes. Al fin de al cabo se ha adelantado mucho en tecnología en los últimos años y el próximo tiempo toca aplicar y extender todas las herramientas que ya existen.

Cuidar a los clientes es una máxima en todo buen negocio, conseguir un nuevo cliente es complicado y requiere mucho esfuerzo, mimar a tus clientes, tenerlos contentos y buscar ofrecerle más productos y servicios es muy sencillo. En tiempos de crisis se hace vital cuidar la confianza y demostrar seriedad.  Adaptar nuestro producto  a la nueva situación económica puede salvarnos de la bancarrota. Cuando el ambiente cambia sólo sobreviven los mejor adaptados. Esta teoría no sólo explica la evolución de las especies, también ilustra la realidad empresarial y profesional.

Contar con una sólida identidad digital puede, de manera muy sencilla y económica, mejorar el branding, crear nuevos canales comerciales, afianzar nuevas relaciones profesionales, en definitiva, en las redes sociales se establece un clima de intercambio que merece la pena continuar.

Disponer de un margen de maniobra si llegamos a una situación de extrema gravedad se logra anteponiéndose a la misma. No se trata de ponerse en lo peor como simple actitud negativa, sino de disponer de un cierto margen de maniobra si esto llega a ocurrir. Conocer en todo momento el diagnóstico de la situación es la clave para aplicar el mejor tratamiento ;) Con estas recomendaciones lo mismo he logrado aclarar alguna idea a alguien, sino entre tod@s podemos seguir aportando posibles soluciones y estrategias para hacer más llevadero un momento difícil.

Toda esta reflexión viene porque el próximo martes participo cómo ponente en el First Tuesday Madrid con el tema: Emprender en tiempos de crisis. Espero aportar al debate entre los ponentes.

Más en la red:

Tag(s) : ...su vida profesional, ...sus reflexiones, ahorro, bancarrota, crisis, Emilio y..., estrategia, Inversiones, oportunidad, skype, Sociedad y economía